Rivera no descarta negociar con Vox en caso de bloqueo tras las elecciones generales

Rivera no descarta negociar con Vox en caso de bloqueo tras las elecciones generales

El líder de Ciudadanos propone retirar al CIS los fondos públicos para sus encuestas políticas

MARÍA EUGENIA ALONSOMadrid

La prioridad de Ciudadanos sigue siendo pactar a izquierda y derecha del tablero político tras las próximas elecciones del 26 de mayo. En la formación liberal han dejado claro que el modelo de acuerdo que han cerrado en Andalucía con PP y Vox no lo van a exportar como norma general al resto de España sino que estudiarán cada escenario político. Buscarán pactos «entre constitucionalistas» en los que los populares no se convertirán de forma automática en socio preferente como quiere Pablo Casado y mirarán hacia el «PSOE no sanchista».

 En la carrera hacia la Moncloa, la hoja de ruta a seguir es la misma, pactar como «primera opción» con populares y socialistas y ver «qué mayorías se consolidan». Albert Rivera y su círculo solo aceptarían hablar con el partido de Santiago Abascal si el PSOE «impide» la posibilidad de gobernar. «Si no, ¿qué vamos a hacer?, ¿bloquear el país?», preguntó hoy el líder de Ciudadanos en TVE.

A día de hoy, la formación liberal aspira a convertirse en la fuerza hegemónica del centroderecha. Así figura en el último sondeo del CIS. Aunque Rivera volvió a criticar con dureza al organismo que dirige el socialista José Félix Tezanos, y propuso retirar los fondos públicos al centro demoscópico oficial para hacer «encuestas políticas». El partido naranja podría introducir una enmienda en los Presupuestos si Pedro Sánchez logra llevarlos al Congreso para retirar esas partidas.

El líder de Ciudadanos lamentó que el Gobierno se haya «cargado» el prestigio del CIS y planteó que sean los medios y los partidos los que se financien sus propios sondeos electorales. «¿Por qué tenemos que pagar los españoles las encuestas de Ferraz?», volvió a preguntar.

De acuerdo con el pronóstico de la última encuesta, el PSOE ganaría hoy unas elecciones generales en España con el 29,9% de los votos, frente al 17,7% que obtendría Ciudadanos, el 15,4% que sumarían Podemos y sus confluencias y el 14,9% que lograría el PP.