El PP pide la comparecencia de Calvo en el Senado porque «el CIS es una vergüenza»

El portavoz del PP en el Senado, Ignacio Cosidó./Efe
El portavoz del PP en el Senado, Ignacio Cosidó. / Efe

El portavoz del PP en la Cámara Alta, Ignacio Cosidó, ha definido al instituto demográfico como «maquinaria de propaganda del PP»

EFEMadrid/Salamanca

El portavoz del PP en el Senado, Ignacio Cosidó, ha anunciado hoy que su grupo pedirá la comparecencia de la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, en la Cámara Alta «para que responda» de la «vergüenza democrática» del CIS tras la polémica desatada por su último barómetro.

Lo ha hecho a través de un mensaje en su cuenta de Twitter, en el que acusa al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de haber convertido el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) en el centro de investigaciones socialistas.

También dice que este organismo público «es una verdadera máquina de manipulación y propaganda» y explica que el PP solicitará la comparecencia parlamentaria de Carmen Calvo en la Cámara Alta.

El Grupo Popular en el Senado ha reclamado la comparecencia de la vicepresidenta del Gobierno Carmen Calvo a la que pedirán «explicaciones y responsabilidades» ante el «burdo» uso del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) como «máquina de propaganda política» del PSOE.

Posteriormente, en declaraciones a Efe en Salamanca, Cosidó ha dicho que «la deriva del CIS es tal gravedad y tan escandalosa» que ha llevado a su partido a pedir la comparecencia de Calvo.

Los datos de la última encuesta publicada por el CIS, cuyo presidente es el veterano socialista José Félix Tezanos, sobre la intención de voto en España reflejan unas «diferencias tan abismales» entre el PSOE y el PP que «ni los socialistas se lo creen» y si así fuera «habrían convocado elecciones en este momento».

Esto prueba, a juicio de Ignacio Cosidó, «la falsedad de los datos que maneja el CIS», lo que afecta «a la calidad de la democracia en España» el hecho de «convertirlo en una máquina de propaganda y manipulación».

«No es admisible. Es más propio de los servicios de estadísticas de las antiguas repúblicas socialistas. En democracia no es admisible que el Gobierno utilice un instrumento que pagamos todos los españoles, de manera tan burda, a su servicio electoral y de propaganda», ha agregado.

Cosidó ha lamentado que el PSOE «vaya a acabar con el prestigio de una institución que para todos los españoles había sido fiable, independientemente de quien gobernara».

Contenido Patrocinado

Fotos