Un niño de dos años cae a un pozo de 150 metros de profundidad en Totalán

Dispositivo de rescate en el lugar de los hechos. Arriba, el agujero por el que se ha caído el pequeño./SUR
Dispositivo de rescate en el lugar de los hechos. Arriba, el agujero por el que se ha caído el pequeño. / SUR

Bomberos y guardias civiles tratan de rescatar al menor, aunque el hueco por el que ha caído solo tiene 30 centímetros de diámetro

EUGENIO CABEZAS y JUAN CANOMálaga

Efectivos del Consorcio Provincial de Bomberos y de la Guardia Civil tratan de rescatar a un niño de dos años y medio que ha caído a un pozo de unos 150 metros de profundidad en el término municipal de Totalán.

Los hechos han sucedido sobre las dos de la tarde. La familia vio cómo el pequeño caía por un agujero de una prospección realizada para buscar agua en el campo. Según las fuentes consultadas, el pozo apenas tiene 30 centímetros de diámetro, de ahí la dificultad para rescatarlo, ya que no hay espacio suficiente para el cuerpo de un adulto.

Este es el agujero por el que el pequeño se ha precipitado.
Este es el agujero por el que el pequeño se ha precipitado.

Rápidamente, se ha activado un dispositivo de rescate en el que participan Bomberos del Consorcio, patrullas de Guardia Civil además del Equipo de Rescate Intervención en Montaña (EREIM), el Grupo de Especialidades Subacuáticas (GEAS); Cuerpo Nacional de Policía y la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES).

Además, se ha solicitado la asistencia del Grupo de Intervención Psicológica en Emergencias y Desastres (GIPED) del Colegio de Psicólogos de Andalucía. También se han desplazado hasta el lugar técnicos del centro coordinador de Emergencias 112 en Málaga. El operativo de búsqueda se centra en llegar al fondo del pozo con unas cámaras para comprobar el estado en el que se encuentra el niño, así como en buscar el modo de llegar hasta él.