Moreno estrena su voz de nuevo barón del PP

El presidente de Andalucía promete en su toma de posesión beligerancia contra quienes pretendan «trocear el país»

CECILIA CUERDO

Juan Manuel Moreno Bonilla, líder del PP andaluz, es ya formalmente el nuevo presidente de la Junta de Andalucía después de 37 años de gobiernos ininterrumpidos del PSOE. En un acto rodeado del resto de presidentes autonómicos del partido, Moreno ha tomado posesión de su cargo apelando a la unidad de España frente al desafío soberanista catalán y asegurando que «esta presidencia mantendrá una beligerancia activa con quienes quieren trocear nuestro país y dividir a los españoles». Y ha lanzado un mensaje al Gobierno de Pedro Sánchez: ejercerá una cooperación institucional leal, pero no quiere «ser presidente de una Andalucía sumisa y silenciosa». Es más, ha asegurado su convicción de que «el enfrentamiento institucional ha restado oportunidades al progreso de esta tierra», en clara alusión a las políticas socialistas que hicieron del choque con La Moncloa su único objetivo.

Por eso, ha asegurado que su lealtad con el gobierno central «estará por encima de diferencias partidistas y batallas personales», haciendo hincapié además que el único límite será «el respeto a nuestro marco legal y a los principios constitucionales». «Seré combativo si desde el ataque, la complicidad o la tibieza se traspasan esos límites». Minutos antes, la ministra de Función Pública y Política Territorial Meritxell Batet, había apelado a esa cooperación leal y a que Andalucía tendrá en el Gobierno de Sánchez «un fiel y coherente aliado», insistiendo en que esa alianza se basa no obstante en el «cumplimiento de las leyes», en un mensaje velado a Catalunya.

Moreno estrenará su cargo en la convención nacional del PP, donde tendrá una pequeña intervención aún por precisar. Parte de la cúpula del partido se ha desplazado hasta Sevilla para estar presente en la llegada del partido al gobierno de la comunidad más numerosa del país, que maneja un presupuesto superior a los 30.000 millones. Allí estaba el líder del PP, Pablo Casado, de quien Moreno subrayó que «compartimos generación, principios e ideas para el futuro». El presidente andaluz se enfrentó a Casado en las pasadas primarias por el liderazgo del PP, apoyando a su rival Soraya Sáenz de Santamaría.

La exvicepresidenta, valedora política de Moreno, también acudió a la toma de posesión junto al expresidente Mariano Rajoy en el primer acto público en el que los tres coincidían después del proceso de renovación del partido. En su intervención, el nuevo presidente andaluz ha alabado su compromiso reformista y su gestión, situándola como espejo en el que mirarse.

Más información

 

Fotos