Más de mitad de españoles no cree en la independencia de los jueces y los tribunales

Más de mitad de españoles no cree en la independencia de los jueces y los tribunales
EFE

La mayoría de las empresas también consideran que los magistrados son parciales en sus decisiones

EFEBruselas

Más de la mitad de los españoles (58%) califica de «mala» o «muy mala» la independencia de los jueces y tribunales en España, una opinión compartida, para sus respectivos sistemas judiciales, por los ciudadanos de Croacia (76 %), Eslovaquia (60 %) y Bulgaria (58 %), según un Eurobarómetro publicado este viernes. También la mayoría de las empresas españolas (57 %) cree que la independencia del sistema judicial español es «mala», situación que se da asimismo en el caso de Italia (58 %), Eslovaquia (67 %) y Croacia (75 %).

La Comisión Europea publicó este viernes dos sondeos, que analizan la opinión de los ciudadanos en general y de las empresas sobre los sistemas judiciales nacionales, y un informe anual de la UE que pasa revista a la situación de la Justicia en los Estados miembros.

El sondeo entre los ciudadanos pone de relieve que una mayoría de europeos (56 %) califica de «buena» la independencia de los jueces y tribunales. Desde 2016, primer año que se realizó este eurobarómetro, los europeos se han vuelto «más positivos» en este ámbito, con un aumento del 4 % en el porcentaje de encuestados que califican de «buena» esa independencia y una reducción del 3 % entre quienes dicen que es «mala».

Entre los ciudadanos la situación varía mucho por países, y donde mejor valoración obtiene la independencia judicial («muy buena» o «buena») es en Dinamarca (87 %), Austria y Finlandia (ambos 83 %). En España solo el 5 % cree que la independencia de los jueces y tribunales es «muy buena» y el 32 % la califica de «buena», mientras que el 35 % la considera «mala» y, el 23 %, «muy mala».

Las empresas y la justicia

Por otra parte, en 17 países la mitad de las empresas cree que la independencia de sus jueces y tribunales nacionales es «buena», encabezados por Dinamarca (94 %), Luxemburgo (82 %) y Finlandia (80 %). En el extremo opuesto se encuentra Hungría, Croacia y Eslovaquia (18 % en los dos primeros y 19 % en el tercero).

Dinamarca es el único país donde más de un tercio de las empresas (54 %) la evalúa como «muy buena», seguidas de las de Suecia (32 %) e Irlanda (31 %). En cuatro países la mayoría de empresas dice que la independencia en su sistema judicial es «mala»: Croacia (75 %), Eslovaquia (67 %), Italia (58 %) y España (57 %). La situación contrasta con el 2 % de las empresas de Dinamarca y el 4 % en Luxemburgo.

Al menos un cuarto de las empresas en Croacia (45 %), Eslovaquia (28 %) e Italia y España (ambos 25 %) dice que su sistema nacional judicial, en términos de independencia de los jueces y tribunales, es «muy mala», algo que solo mantiene el 1 % de las sociedades de Dinamarca, Luxemburgo, Rumanía y Suecia.