El Gobierno prevé abonar la paga compensatoria a finales de febrero, unos 13 euros por pensionista

El Gobierno prevé abonar la paga compensatoria a finales de febrero, unos 13 euros por pensionista

El Ejecutivo espera no tener que utilizar este año los 3.693 millones del Fondo de Reserva previstos en los Presupuestos

ICAL

El Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social prevé abonar la paga compensatoria a los pensionistas en torno al 20 de febrero, que supondrá unos 13 euros de media por pensionista, por la desviación de la inflación en 2018.

Así lo dijo la ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, en la rueda de prensa en la que detalló el presupuesto de su departamento después de que se presentara en el Congreso de los Diputados el proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2019.

Valerio explicó que se trata de una décima de desviación por la diferencia de la revalorización aprobada por el Gobierno del 1,6% en 2018 y la media de las tasas interanuales de IPC del 1,7% (contabilizado desde diciembre de 2017 a noviembre de 2018).

La ministra señaló que para este año las pensiones subirán un 1,6% con carácter general, «por encima del IPC previsto este año», y que ésa era la previsión de la Ley de Presupuestos de 2018 que «se va a respetar» para todas las pensiones.

Por su parte, el secretario de Estado de Seguridad Social, Octavio Granado, explicó que los pensionistas que hayan generado pensión en 2018 no están acogidos a esta paga compensatoria por la desviación de la inflación.

Granado quiso destacar que «lo más significativo es la vuelta al sistema de paga de desviación, que se había interrumpido a partir de 2013».

Esa desviación de una décima supone unos 127 millones de euros, que se consolidará para aplicar la subida de este año, con lo que en total supondría un desembolso para la Seguridad Social de unos 254 millones.

Hucha de las pensiones

En cuanto al Fondo de Reserva, la ministra señaló que, si bien se ha presupuestado retirar 3.693 millones, espera que finalmente se saque menos dinero. En este sentido, recordó que el año pasado estaba previsto retirar algo más de 5.000 millones, y finalmente se sacaron 3.000 millones.

Además, el Gobierno prevé hacer cambios en la gestión de la conocida como 'hucha de las pensiones'. Al respecto, Granado explicó que la ley «nos obliga a invertir en activos en deuda pública» y hasta 2009 esta fue la práctica, puesto que generaban «mucha liquidez» y tenían «buena tasa de rentabilidad».

Desde entonces, con la crisis económica y los cambios aplicados por el Banco Central Europeo (BCE) de penalizar por los depósitos que se tienen en el mismo, explicó que se estaban pagando tasas de penalización del 0,5% o el 0,4% de los depósitos, y que en las nuevas compras que se han hecho la penalización ya es inferior, del 0,3%.

Por último, el Gobierno prevé que el déficit del sistema de Seguridad Social se sitúe en 18.650 millones en 2019. Valerio apuntó que el hecho de que se mantenga en cifras similares al año anterior pagando una subida de pensiones general del 1,6% y del 3% para mínimas y no contributivas «no sería mala noticia, dentro de que no es buena».

 

Fotos