Detenido un grupo de estibadores que ayudaba a narcos a introducir droga por Algeciras

Alijo de cocaína incautado en el marco de la Operación Allis Ubbo./Guardia Civil
Alijo de cocaína incautado en el marco de la Operación Allis Ubbo. / Guardia Civil

En la operación han sido arrestadas 21 personas, 10 de ellas trabajadoras del puerto

COLPISAMadrid

La Guardia Civil ha intervenido 480 kilogramos de cocaína en el puerto de Algeciras, procediendo a la detención de 21 personas, 10 de ellas trabajadores del citado puerto en distintos servicios como son la estiba, empresa de transportes y transitarios de aduanas, los cuales formaban un grupo criminal perfectamente coordinado para introducir y sacar de las instalaciones portuarias grandes cantidades de esta ustancia estupefaciente.

Las investigaciones se centraron en estas actividades de narcotráfico, con la prioridad de identificar desde su origen la entrada de la droga en España, lo que llevó a constatar la existencia de una organización criminal afincada en el Campo de Gibraltar, que operaba con numerosos narcotraficantes en España y en otros países europeos.

De esta manera. la Guardia Civil pudo constatar la implicación de una red de estibadores portuarios, transportistas y transitarios que trabajaban para una amplia red de intermediarios perfectamente organizados que ofrecían sus servicios a las organizaciones de narcotraficantes.

La investigación, que se alargó durante meses, pudo detectar la presencia en España de miembros de organizaciones criminales de Colombia, Francia, Marruecos y Holanda, así como de otros países en menos medida, por lo que se coordinaron las actuaciones a través de Europol.

Entre las personas investigadas se encontraba el conocido como 'Maradona de la cocaína', asesinado recientemente cuando celebraba la comunión de su hijo en Málaga.

Hasta 1.200 kilómetros en un sólo día

Los implicados en esta red de narcotráfico celebraban reuniones marcadas por unas enormes medidas de seguridad, en zonas cada vez más aisladas y solitarias y con vigilancias continuas así como un control exhaustivo sobre sus propios vehículos, lo que evidenciaba para los investigadores la inminente llegada de un posible envío de sustancia estupefaciente. En varias de esas reuniones, algún objetivo llegaba a hacer hasta 1.200 kilómetros en un sólo día, entrevistándose con diferentes personas implicadas en esta trama en diferentes puntos la geografía española.

Los miembros de la red también adquirían material informático y de telefonía encriptado por ellos mismos, cuya información era eliminada de forma remota en caso de ser detenidos, con el fin de no comprometer al resto del grupo. Este material era adquirido en una tienda de espionaje de la provincia de Cádiz, el cual ha sido registrado en fechas recientes, habiéndose intervenido abundantes efectos de interés para la investigación.

Analizando todas estas reuniones y continuando con una exhaustiva investigación sobre todos los que en ellas participaban, los investigadores pudieron constatar que la organización disponía de las coberturas suficientes para poder introducir con éxito la sustancia en España así como ubicar el piso franco que la organización utilizaba para sus negociaciones y ultimar los detalles de su actividad delictiva.

A principios del pasado mes de mayo y a la vista de los movimientos de todas las partes implicadas, se estableció un riguroso dispositivo policial que permitió la intervención de 480 kilogramos de cocaína, los cuales eran extraídos del puerto de Algeciras, en una cabeza tractora de un camión que previamente había accedido a las instalaciones portuarias.

La droga fue rescatada en varias mochilas por trabajadores portuarios de un contenedor que había llegado desde Guayaquil hacía pocos días tras forzar sus precintos. El momento exacto de la extracción fue perfectamente coordinado por esta organización, que tenía controlados los cuadrantes de servicio de los trabajadores a sueldo de la misma, así como la seguridad de que el citado contenedor no iba a ser sometido a ninguna inspección.

Se ha decretado ingreso en prisión para la mayoría de los detenidos, dándose por desmantelada la principal colla de rescatadores de droga que operaba en el Puerto de Algeciras.

Contenido Patrocinado

Fotos