Los Mossos investigan la muerte violenta de una niña de 13 años en su casa

Los Mossos investigan la muerte violenta de una niña de 13 años en su casa

La joven fue hallada sin vida, con un corte en el cuello, mientras los agentes buscaban a su hermano, con quien vivía junto a su madre

CRISTIAN REINOBarcelona

El juzgado de instrucción número 3 de Mataró (Barcelona) investiga desde el domingo por la noche la muerte violenta de una chica de trece años, que apareció degollada en su casa en la localidad barcelonesa del Maresme. Fue la madre de la víctima la que dio el aviso de alerta porque llevaba días sin poder contactar con sus dos hijos. La madre, soltera y de nacionalidad rusa, se encontraba fuera de España desde el viernes pasado. Había viajado a Rusia y dejó a los dos hijos solos en casa.

Al no poder hablar con sus hijos, llamó a unos amigos, también rusos, para que se acercaran a la vivienda y comprobaran si los menores se encontraban bien. Y fueron ellos quienes entraron en el apartamento y hallaron a la menor, con un corte en el cuello, muerta en el suelo, junto a la cama de su habitación.

La víctima vivía en el piso junto a su hermano mayor, de 16 años y la madre. Los tres llevaban en torno a un año viviendo en el bloque de pisos, según apuntaron los vecinos, consternados por la noticia, que se conoció sobre las 10 de la noche del domingo. Aunque para cuando entraron los dos amigos de la madre por una de las ventanas de la casa, la víctima ya llevaba horas fallecida.

Los Mossos d'Esquadra buscaban al cierre de esta edición al hermano de la chica. La Policía investigaba el caso como un crimen, aunque todas las hipótesis se mantenían abiertas, incluido el suicidio. Las pruebas oculares no habían permitido determinar si se trataba de un homicidio o un suicidio y la investigación está a la espera de lo que determine la autopsia.