Aznar 'entra' en la campaña del PP: Cospedal señala a Casado como su candidato

Casado, en el centro, con Esperanza Aguirre y José María Aznar, durante el congreso de Nuevas Generaciones del PP celebrado en 2008. / Juan Carlos Hidalgo (Efe) I Atlas

La exministra de Defensa carga contra su candidatura al definirla como «próxima» al expresidente y recuerda que «la edad por sí sola no supone regeneración» | El aludido insta a no «renegar del pasado»

Rosario González
ROSARIO GONZÁLEZMadrid

La figura del expresidente del Gobierno José María Aznar planea sobre la campaña en la que se encuentra inmersa el Partido Popular para elegir líder. Siete aspirantes pelean en una contienda que culminará los días 20 y 21 de julio con un Congreso del partido del que saldrá el nuevo presidente del PP, aunque tres son los favoritos: Soraya Sáenz de Santamaría, María Dolores de Cospedal y Pablo Casado. A este último va ligado el nombre de Aznar, más presente que nunca en una campaña que trata de esquivar el tono bronco sin lograrlo del todo.

Precisamente esta mañana, Cospedal defendía la idea de que Mariano Rajoy permanecerá imparcial en el proceso para elegir un líder para los populares, mientras que generaba dudas sobre la neutralidad de Aznar a este respecto. «No se puede saber» si Aznar trata de influir, pero hay candidaturas «próximas» al expresidente y «parece que es la de Pablo Casado», hilaba la secretaria general del PP y candidata a la Presidencia, para añadir a renglón seguido que «no es ni bueno ni malo un apoyo más de una persona que ha sido presidente del partido».

Más tajante ha sido al rechazar la idea sugerida por Aznar de que todo el centro derecha confluya en un solo partido, sin descartar la suma de PP y Ciudadanos, porque para Cospedal, la formación tiene «la entidad suficiente» para ser el «referente del centro reformista».

«Tenemos que ser nosotros mismos actualizados y renovados, aprendiendo de nuestros errores, recogiendo lo mejor que hemos hecho pero conservando nuestra naturaleza como partido más importante de España», ha defendido. Y aprovechaba la idea de reformar el partido para lanzar otro estoque a Casado, advirtiendo de que, aunque es el candidato más joven, «la edad por sí sola no supone regeneración».

Casado: «No hay que renegar del pasado»

Casado, que fuera jefe de gabinete de Aznar, ha recogido la pelota de Cospedal en una entrevista en Antena 3, donde ha recordado que el expresidente del Gobierno y del PP ya no está en política y «no va a interferir» en el proceso interno.

Casado, que respondía así cuando se le ha preguntado si está apadrinado por Aznar, ha añadido que «no hay que renegar del pasado», más aún cuando fue «bueno» tanto bajo la batuta de Aznar, como con Mariano Rajoy o Manuel Fraga. Incluso ha defendido que hay que recuperar el Gobierno de España para hacer cosas parecidas a las de los predecesores, aunque incluyendo «algunas distintas», sin aportar más precisión.

Casado ha recordado que, al igual que otros candidatos han ocupado una cartera ministerial, la Vicepresidencia o la Secretaría general del partido, él ha sido su «portavoz leal» en el PP, incluso callando cosas «a veces» para no hablar mal del partido, dentro de sus tareas como vicesecretario de Comunicación del PP. Ha criticado asimismo que el apoyo a los aspirantes se esté repartiendo por territorios, algo «de la época de Romanones» que solo lleva a «fracturas». «Es momento de mirar hacia adelante con renovación, ilusión y unidad», ha defendido.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos