Ciudadanos amplía su ejecutiva para reforzar a Rivera y diluir a los críticos

Albert Rivera. /Óscar Chamorro
Albert Rivera. / Óscar Chamorro

El Consejo General se reúne para cambiar los estatutos, lo que permitirá al líder hacer una decena de nuevas propuestas

Paula De las Heras
PAULA DE LAS HERASMadrid

El Consejo General de Ciudadanos, el máximo órgano del partido entre congresos, celebra hoy una reunión extraordinaria que servirá para acometer una reforma de los estatutos. El objetivo es ampliar el número de miembros que pueden componer la ejecutiva nacional para que pueda llegar a los 50 en lugar de los 40 actuales; un cambio que permitirá a Albert Rivera incorporar a algunos de sus fichajes estrella en las pasadas elecciones, reforzar su posición y diluir a los dirigentes críticos con su estrategia de sustitución del PP.

Oficialmente, la reforma obedece a otras razones. En el partido sostienen que es lógico que la dirección crezca en consonancia con su expansión institucional y territorial. Pero Rivera es el único con potestad para hacer destituciones o proponer nombramientos, que luego deben ser ratificadas por el Consejo, de modo que su margen de maniobra es elevado.

Aún está por ver que los nuevos fichajes se den a conocer hoy mismo. Quizá haya que esperar a septiembre. Pero después dela incorporación, hace ya unas semanas del exvicepresidente de Coca-Cola, Marcos de Quinto, en las quinielas suenan ya nombres como el de Edmundo Bal, el Abogado del Estado relevado de su puesto por el Ejecutivo de Pedro Sánchez después de defender que los acusados del 'procés' debían ser acusados de rebelión y no de sedición, o Sara Giménez, abogada y activista del colectivo gitano.

Los dos diputados mencionados se presentaron a las elecciones como independientes, pero hace unos días se afiliaron a Ciudadanos, lo mismo que el expresidente popular de Baleares, José Ramón Bauzá y que el exdirector general de la Guardia Civil y la Policía y exmilitante del PSOE, Joan Mesquida. Tener el carnet del partido es requisito imprescindible para formar parte de la ejecutiva.

Poder territorial

Es previsible que Rivera opte también por hacer hueco a algunos dirigentes territoriales como la candidata a la Generalitat de Cataluña en sustitución de Inés Arrimadas, la senadora Lorena Roldán o el exentrenador de baloncesto y consejero de Educación y Deporte en la Junta de Andalucía, Javier Imbroda.

A lo largo de las últimas semanas, Ciudadanos ha sufrido importantes bajas vinculadas con el veto a Pedro Sánchez, que ha impedido negociar un programa de Gobierno similar al que ya sellaron ambos partidos en 2016 solo que, en este caso, más que suficiente no solo para superar la investidura sino para garantizar la gobernabilidad gracias al amplio respaldo parlamentario con el que contaría: 180 de los 350 diputados que tiene el Congreso, cuatro por encima de la mayoría absoluta.

En junio dijo adiós el portavoz económico y responsable del programa, Toni Roldán. Le siguió Javier Nart (que sólo dejó la dirección). Luego anunciaron su ruptura Xavier Pericay y Francesc de Carreras, especialmente relevantes por ser fundadores dela formación. Y este jueves se fue el portavoz de Hacienda, Franciso de la Torre. En la ejecutiva quedan aun así, algunas voces críticas como la del cabeza del partido en Europa, Luis Garicano, o el vicepresidente de Castilla y León, Franciso Igea.