Baltasar Garzón: «Es una campaña deleznable contra una persona íntegra»

Baltasar Garzón responde durante una entrevista. /Óscar Chamorro
Baltasar Garzón responde durante una entrevista. / Óscar Chamorro

El exjuez asegura que las grabaciones están «sacadas de contexto», los audios tienen frases «cortadas» y el objetivo es «enlodar» al Gobierno

R. C.

Hasta este miércoles había mantenido un silencio sepulcral, pese a que se publicaron informaciones que le relacionaban con presuntos pagos por una gestión judicial de Villarejo y, además, formó parte de la comida del restaurante Rianxo junto a su amiga Dolores Delgado y los policías con los que tenía contacto en la Audiencia Nacional. Una reunión de mesa y mantel grabada de forma subrepticia por el comisario jubilado y que ha puesto en el disparadero a la ministra de Justicia.

El abogado Baltasar Garzón aprovechó este miércoles los micrófonos de la cadena Ser, donde colabora en un programa matinal, para desquitarse. Aseguró que las citadas grabaciones están «sacadas de contexto» y se tratan, a su juicio, de una «campaña deleznable» contra de Delgado, a la que defendió a capa y espada porque es una «persona íntegra que ha dado su vida por España» durante sus 25 años como fiscal antiterrorista.

El exjuez, inhabilitación por prevaricación, recalcó que estas grabaciones corresponden a una conversación de 2009 y, siguiendo la tesis de su amiga desde hace «18 años», con la que ha participado «en la desarticulación de cárteles de la droga, comandos de ETA y el entramado institucional de la organización terrorista», existe «cierto tufo» porque en esos audios «hay frases cortadas». Es decir, sugiere como hizo la ministra en su desayuno informativo del martes que las grabaciones pudieron ser manipuladas.

Para Garzón, estas filtraciones pretenden acabar con el Gobierno socialista, porque «está claro es que tiene como fin enlodar el Ejecutivo». «Esto es Gran Hermano, todo el mundo entra a debatir sobre el contenido de una grabación de hace nueve años», sentenció. El abogado, además, tiene relación directa con el procedimiento judicial que mantiene en prisión a Villarejo porque defiende a otro de los comisarios investigados, Enrique García Castaño.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos