La subida del peaje del Huerna irrita a usuarios y transportistas y la califican de «dañina»

La subida del peaje del Huerna irrita a usuarios y transportistas y la califican de «dañina»

Viajar entre León y Asturias cuesta 20 céntimos más desde este martes, por lo que recorrer cada kilómetro de los 77,8 cuesta ahora 0,17 céntimos

MARTA VARELA
MARTA VARELALeón

Veinte céntimos más. Recorrer la autopista del Huerna en coche cuesta desde ayer 13,35 euros. Un precio récord, el máximo cobrado en la carretera de peaje que une Asturias y León. Recorrer cada uno de los 77,8 kilómetros tiene un coste de 0,17 por kilómetro, lo que la mantiene como una de las autopistas más caras de España.

Si los vehículos ligeros (turismo. motocicletas y furgonetas y microbuses de dos ejes) abonan veinte céntimos más, en el caso de los vehículos pesados de tipo 1 (camiones y autocares de dos y tres ejes y vehículos con remolques de un eje) el precio asciende a 17 euros, treinta céntimos más que los 16,70 que se pagaban en 2017.

Y serán cuarenta céntimos los que paguen de más los vehículos pesados tipo 2 (de cuatro o más ejes) que ya tienen que pagar 21,80 céntimos por los 77,8 kilómetros de El Huerna frente a los 21,40 euros que venían asumiendo en 2018. El malestar es notorio entre los usuarios de esta vía, especialmente entre el sector de los transportistas por las consecuencias que tendrá este incremento para su negocio.

El «agravio» respecto a otras vías de comunicación es uno de los principales motivos que genera irritación entre los usuarios del Huerna, al ver cómo a las autopistas rescatadas por el Estado se les rebajarán las tarifas un 30% a partir del 15 de enero, mientras que para entrar o salir de Asturias por autopista ya se paga un 1,67% más.

En este sentido, Ovidio de la Roza presidente de la Confederación Española de Transporte de Mercancía (CETM) y de Asetra aseveraba este martes que «está subida es muy negativa para todos los usuarios, en especial para los transportistas que la utilizan a diario».

Y recordó que «encarecer el precio siempre es negativo, máxime en tramos como León-Campomanes, en los que con la llegada del invierno o en caso de accidentes, se obliga a los camiones a circular por él para no colapsar los puertos de montaña, sin ninguna contraprestación». «Un camionero se puede gastar en peajes para llegar de Asturias a Madrid más de 60 euros en un día, no es el mejor de los escenarios sin duda», lamentó.

De la Roza incidió en que «nos está quedando claro el poco o nulo peso que tiene Asturias para el Gobierno de España, con unos políticos incapaces de evitar una subida a todos visos injusta y dañina para nuestro transporte y las comunicaciones en general».

La AP-66 registraba este martes un tímido tráfico en las primeras horas del día. Aunque en sus dos áreas de descanso el malestar era evidente y el aumento de precios centraba las conversaciones. «Los clientes comentan la subida de las tarifas, son 20 céntimos pero se ha tomado como si fuesen 20 euros. La gente está malhumorada», explicaba uno de los camareros de estas áreas.

Ya el año pasado se habían alcanzado unos precios de récord en esta infraestructura, cuando se llegó a 13.15 euros en vehículos ligeros. 2018, de hecho, ponía fin a una racha de bajadas del coste de usar la autopista.

 

Fotos