«Yo quería ir por Pajares y mis hijos no me dejaron. Es una vergüenza lo que cuesta la autopista»

«Yo quería ir por Pajares y mis hijos no me dejaron. Es una vergüenza lo que cuesta la autopista»

Los conductores, molestos con el incremento, critican que en la autopista no haya mejoras que justifiquen tener que pagar más

MARTA VARELA
MARTA VARELALeón

Tras pasar el fin de año en León, Migio Carrio regresó este martes a Asturias por la autopista del Huerna con un tremendo enfado. El motivo, los 13,35 euros que tuvo que pagar a su paso por el control del peaje. «Si por mí fuera, habría venido por Pajares, pero mis hijos insistieron en que lo hiciese por la autopista. Es una vergüenza lo que cuesta. Llevo muchos años pagando, pero es que ahora los precios son casi de lujo». Precisamente las nuevas tarifas que entraron en vigor con el cambio de año eran uno de los principales temas de conversación entre quienes coincidían ayer en las áreas de servicio de la AP-66.

En la de Rioseco de Tapia, Maite Suárez, que viajaba desde El Bierzo, explicaba que trabaja como profesora en Asturias, pero le gusta ir a su casa los fines de semana. «Asumir el coste del peaje es imposible, así que muchas veces voy por el puerto. Seguro que ahora iré más a menudo por ahí, aunque tenga que salir un poco antes. No estoy dispuesta a pagar tanto».

Juan Martínez, que regresaba a La Bañeza desde Asturias, compartía esas mismas impresiones. «Con estos precios casi nos obligan a ir por Pajares. La autopista no ofrece tantas mejoras como para subirnos el precio», comentaba junto a otros conductores en el área de Caldas de Luna, cerca de la boca leonesa del túnel del Negrón. Allí la familia Gutiérrez, de León, señalaba tras pasar la Nochevieja en Asturias que «pagar el peaje es lo que más nos duele, porque no hay mejoras en la carretera. Solo suben y suben el precio. Es injusto».

 

Fotos