Pilar del Olmo sobre el carbón: «Se acabó de llorar un cadáver económico. Es tiempo de una nueva minería»

Pilar del Olmo, durante su participación en los encuentros de leonoticias. /I. S.
Pilar del Olmo, durante su participación en los encuentros de leonoticias. / I. S.

La consejera de Economía entiende que es tiempo de dejar de mirar atrás y apostar por nuevos modelos económicos en las cuencas mineras e incidiendo en la necesidad de que todas las administraciones aporte para lograr una verdadera reindustrialización

A.C.
A.C. León

«En León ya no hay minería del carbón, drásticamente se acabó con una tradición centenaria pero la realidad es que ya no podemos llorar un cadáver económico». Es la reflexión que este viernes en el encuentro de leonoticias hizo Pilar del Olmo para abordar la crisis carbonífera y la reindustrialización minera.

Del Olmo ha advertido que el cierre de las minas no competitivas era algo que «se venía venir de lejos» a pesar de reconocer que los planes se aceleraron por decisiones ajenas a la Comunidad que, remarcó, siempre ha defendido a la minería.

En este sentido, recordó como en Cortes y por unanimidad se aprobó ya en 2016 un Plan de Dinamización para las cuencas mineras al ver que se avecinaba el fin del carbón. Un futuro hoy convertido en presente que obliga a olvidar el pasado y mirar al futuro.

«Lo que tenemos que hacer es trabajando por reindustrializar la minería en otros ámbitos. Se han puesto los cimientos para impulsar la actividad minera de metales o de la pizarra. No hay que lamentarse por lo que pudo ser y no ha sido».

En cuanto a la reindustrialización de las cuencas mineras, Del Olmo recordó que la Junta de Castilla y León ha dispuestos más de 90 millones de euros durante tres años a los que se suman los 150 millones en ayudas que se dispusieron a través de la Lanzadera Financiera y que permitieron la creación o mantenimiento de casi 3.700 empleos.

«Estamos hablando de una apuesta clara por estos municipios y que está dando sus frutos de afiliaciones. Pero no debeos olvidar que no es un proceso que surge de la noche a la mañana, estas cosas son decisiones que se adoptan y que tienen que tener continuidad en su tiempo», remarcó Del Olmo.

En cualquier caso, se mostró optimista ya confió en que las cuencas vivan una buena reconversión económica lo que requiere que, a los fondos de la Junta, se sume el esfuerzo de todas las administraciones.

Una idea en la que coincidió el consejero Juan Carlos Suárez-Quiñones, que recordó que es tiempo de dejar de mirar atrás, poniendo como ejemplo la economía verde que se está generando en El Bierzo con empresas como Forestalia que generarán 50 trabajadores directos pero hasta 400 en los montes.