La Junta firma el Plan de Reactivación de las cuencas con Leitariegos como buque insignia

La Junta firma el Plan de Reactivación de las cuencas con Leitariegos como buque insignia

La consejera de Economía da luz verde a una inversión de 18’5 millones de euros que aportarán proyectos de investigación, 3 viveros de empresas agroalimentarias, banda ancha a la zona y un sello de origen llamado Tierras Mineras

RUBÉN FARIÑAS

Un plan económico y social con el objetivo de generar empleo y reactivar las cuencas mineras.

Con esa misión la Junta de Castilla y León y Acom han firmado el acuerdo alcanzado entre ambas partes que estará dotado con una línea de crédito de 11 millones para emprendedores y 75 millones para proyectos que revitalicen la economía de estas zonas.

Pilar del Olmo se ha referido a este plan como dinámico y flexible, con una comisión de seguimiento que se reunirá anualmente. Además, ha invitado al gobierno que salga del 26-J a participar de él.

La consejera ha recordado que son 111.000 personas las que viven en las cuencas mineras, gente cuyo tejido productivo y dinamizador ha sido destruido, por ello este plan debe salir a la luz.

La Junta de Castilla y León se ha comprometido a buscar proyectos de investigación a través de la Fundación Santa Bárbara, hará transferencias tecnológicas a los emprendedores y pondrá a disposición de las empresas suelo muy barato.

Además, de cara a fomentar las ideas innovadoras, se instalarán 3 viveros de empresas para el sector agroalimentario, se dará prioridad a la llegada de la banda ancha a las cuencas y se creará un sello de origen llamado Tierras Mineras.

Mario Rivas y Ángel Calvo, vocales de Acom, se han mostrado satisfechos con este plan, necesario para las comarcas, que esperan dé luz al negro futuro de las zonas del carbón.

La titular de Economía ha confirmado el apoyo de este Plan de Reactivación al Plan de la Diputación de León sobre Leitariegos. Pilar del Olmo se ha referido a él como «el único que tiene nombre y apellidos» dentro de la inversión que realizará la Junta de Castilla y León, ya que están convencidos de que generará actividad económica y empleo.

Los efectos sociales en materia de empleo será el eje sobre el que se distribuyan estos 7,5 millones destinados a nuevos proyectos. Todo ello con el objetivo de que las cuencas mineras se reactiven y sobrevivan más allá de 2018, fecha marcada en negro para la minería del carbón.