La Palomera no cuenta con ninguno de los tres pediatras y desvía a los pacientes a otros centros ya saturados

Imagen de archivo de una pediatra./
Imagen de archivo de una pediatra.

Así lo denuncia la Plataforma Pro Sanidad Pública de Astorga, a quien se une la Plataforma Social en Defensa de la Sanidad Pública por una situación idéntica en La Palomera

Leonoticias
LEONOTICIASLeón

La situación de la Sanidad sigue provocando un aluvión de críticas desde las plataformas ciudadanas. En esta ocasión, es el área de pediatría la que recibe las críticas, concretamente en el centro de salud de la Palomera, donde, según denuncian desde la Plataforma Social en Defensa de la Sanidad Pública, «desde hace varios días, de los tres pediatras habituales, no hay ninguno que pueda atender a sus hijos e hijas, siendo desplazados hacia otros centros ya saturados».

Más información

Según apuntan, en fechas recientes, las Plataformas por la Sanidad Pública de Castilla y León hicieron entrega en la Consejería de Sanidad de un documento en el que «junto a un análisis de la precaria situación en la que se encuentra la pediatría de Atención Primaria, más evidente en el medio rural», se apuntan soluciones viables. Entre ellas, está el aumento en el número de pediatras que permita cubrir bajas, vacaciones y jubilaciones. Dicen que así se evitaría «situaciones de desatención sanitaria en los centros de salud, favoreciendo que todos los niños tengan acceso, en igualdad de condiciones, a un pediatra tanto para el seguimiento habitual como para el tratamiento urgente».

De igual modo, desde Astorga denuncian la misma situación. La Plataforma Pro Sanidad Pública de Astorga apunta a que hay asignadas dos pediatras, una de ellas en excedencia, por lo que la otra médica pediatra tiene que atender a los pacientes de ambas, que según apuntan, asciende a 1488 menores en total.

Además, se han mostrado especialmente indignados con la respuesta del consejero de Sanidad, José María Sáez Aguado, en la que hace alusión a la existencia del servicio de Atención Pediátrica Telefónica.

Por todo ello, apuntan a un cambio en la gestión que «nos está matando, literalmente a los pacientes, a las ciudades pequeñas, a los pueblos…».