Los vecinos de Armunia se organizan en patrullas nocturnas para frenar la oleada de robos en la barriada

Fotografía de una de las viviendas a la que accedieron los ladrones. En la fachada, la imagen del rastro dejado por los ladrones hasta la llegada a la ventana de la vivienda. /
Fotografía de una de las viviendas a la que accedieron los ladrones. En la fachada, la imagen del rastro dejado por los ladrones hasta la llegada a la ventana de la vivienda.

La junta vecinal pide a la Subdelegación del Gobierno que se tomen medidas más contundentes ante los permanentes robos y las reiteradas amenazas a los vecinos por parte de 'okupas' que se encuentran «identificados»

LEONOTICIASLeón

En la barriada leonesa de Armunia el WhatsApp vecinal se ha convertido en la primera 'línea de defensa' frente a los ladrones. Los vecinos de esta zona de la capital han sufrido en las últimas semanas cerca de una veintena de robos y, a falta de una solución definitiva, las nuevas tecnologías ayudan a intentar controlar a los 'cacos'.

En detalle

Y no solo se trata de la amplia secuencia de robos sino de la diversidad que les acompaña. Robos en locales («A mi amigo le llevaron 4.000 euros en herramientas porque es carpintero», denuncia un vecino), robos en viviendas (incluso para acceder a algunas han tenido que escalar las fachadas) y, por supuesto, robos en trasteros y vehículos particulares.

«La situación es delicada»

«La situación es delicada», se advierte desde la propia junta vecinal, donde no se oculta la sensación de temor que se respira en toda la zona a medida que la jornada transcurre y llega la noche.

El 'peligro' se encuentra, según denuncian los vecinos, en las acciones de dos 'okupas' y su extenxión familiar que no dudan en actuar con violencia y amedrentar a los vecinos del barrio de La Vega.

Los dos varones, identificados, pertenecientes a una misma familia y la policía sigue su pista desde hace tiempo, serían los responsables de los robos en viviendas de la zona, concretamente en las calles que parten de la avenida Doctor Fleming.

Patrullas nocturnas

Pero la vigilancia policial o el conocimiento de los hechos no ponen fin a la situación. De ahí que se haya recurrido a la creación de un grupo de WhatsApp vecinal para intentar controlar a los sospechosos de la ola de robos. En ese chat se habla de sus movimientos, de las zonas en las que han sido vistos, de las posibles situaciones de peligro o los comentarios tras el último robo.

Pero la organización vecinal no se queda ahí. Ahora los residentes en las calles más afectadas se han organizado para patrullar por la noche buscando localizar 'in fraganti' a los ladrones.

Subdelegación

Los vecinos advierten que han tomado esta decisión tras comprobar que las reiteradas llamadas reclamando contundencia en una solución no han tenido el efecto deseado. «La policía viene, interviene, en algún caso hay dentenciones pero entran por una puerta y salen por la otra», reconocen con cierta indignación los vecinos.

Tampoco tuvo efecto real, según denuncian, la reunión con la subdelegación del Gobierno pidiendo medidas especiales en la zona. «Nos sentimos indefensos porque no hay solución al problema y ha llegado el momento de hacer algo más», han asegurado.

«Esto no es un broma, es una situación muy delicada», se ha remarcado desde la juventa vecinal. De momento, sólo la luz del sol alivia la tensión en la zona pero a medida que oscurece el día los peores temores vuelven a esta zona de la capital. «Ahora la gente duerme con miedo y eso no se puede permitir», sentencian.