El TARCyL también tumba el contrato de la luz de Navidad en León y ve irregularidades

Imagen de una de las calles iluminadas en León capital./
Imagen de una de las calles iluminadas en León capital.

El Tribunal Administrativo de Recursos Contractuales de Castilla y León da la razón a Río, ordena retrotaer las actuaciones, reprocha al Ayuntamiento la 'maraña' del expediente remitido para su análisis y advierte que se causó indefensión al licitante recurrente, según el auto al que ha tenido acceso leonoticias

J.C. | J.L.B.León

El Ayuntamiento de León sufre un nuevo varapalo y, de nuevo, procede de una adjudicación vinculada a la iluminación de la ciudad. En esta ocasión el Tribunal Administrativo de Recursos Contractuales de la Castilla y León (TARCyL) ha tumbado el contrato previsto para la adjudicación de la iluminación navideña en la capital por un importe de 264.000 euros en dos ejercicios.

El citado contrato, según la resolución a la que ha tenido acceso leonoticias, presenta en su tramitación visibles irregularidades que llevan al tribunal a dar la razón al licitante y recurrente (Iluminaciones Río) y cuestiona abiertamente el procedimiento para la adjudicación final a la empresa Piamonte Servicios.

En concreto el TARCyL ve indefensión a la empresa a la que se dejó al margen del proceso de adjudicación remarcando que no se ofrecieron las garantías legales oportunas en el proceso.

Se detalla, además, que no se le facilitó la información de forma pertinente, que se cometieron errores a la hora de determinar los días hábiles para establecer los recursos, certifica que se abrieron sobres de forma previa, entre otros aspectos.

Además de todo ello para el Tribunal Administrativo de Recursos Contractuales de la Castilla y León «llama la atención la disparidad de valoración en el reparto de los 20 puntos correspondientes al diseño, lo que supone un 25% de la puntuación total (favorable a la adjudicataria en el lote 1, con un reparto de 20, 10 y 5 puntos; y el lote 2, con una distribución de 20, 5 y 5 puntos), también a tanto alzado, sin realizar motivación alguna».

Pero los aspectos que sorprenden al TARCyL fueron múltiples durante la valoración de la denuncia presentada por Rio. Y así, advierte, «es llamativo que la única empresa que continuaba en el procedimiento cuando se produjo la exclusión (de la ahora demandante) y fue la adjudicataria (Priamonte Servicios Integrales SA) cambiara el 22 de octubre su oferta técnica, que ya había sido valorada el 9 de octubre y sin aparentemente más trámites se mantuvieran sus puntuaciones».

«Errores formales y arbitrariedad»

«Por ello a juicio de este Tribunal la solicitud de información y el rechazo de la oferta económica realizada por el órgano de contratación no se encuentran dentro de lo razonable y proporcionado y adolecen de errores formales y arbitrariedad», añade el tribunal.

Irregularidades que suponen estimar el recurso «retrotaer el procedimiento con anulación de la adjudicación realizada a los efectivos de que se requiera la justificación de la viabilidad de la oferta presuntamente desproporcionada».

Incremento del 88% en el precio medio del 2016

El auto del TARCyL permite además conocer la adjudicación de Rio para realizar una oferta tan a la baja y que sirvió de argumento para su exclusión del proceso.

La oferta, según se ha conocido ahora, tenía esa rebaja propuesta simplemente porque el Ayuntamiento de León sobredimensionó la parte económica en la licitación.

«Su oferta es la más económica porque», según consta en los autos recuperando la argumentación de la demandante, «los adornos propuestos ya se encuentran en su almacén, por lo que no hay gasto de adquisición. Añade que el presupuesto de licitación es amplísimo, esto es, son los precios establecidos por el Ayuntamiento los desproporcionados y no los afectados por su empresa. En ese sentido indica que en el lote 1 se incrementa un 88% sobre el precio medio del adjudicado en 2016».

Por último el TARCyL evidencia que visto el procedimiento procede la revisión completa del mismo, la plena justificación de las valoraciones realizadas y deja abierta la puerta a un recurso contencioso administrativo. El TARCyL en todo caso ve procedente la apertura de un contrato menor para que la ciudad pueda tener luces navideñas.

 

Fotos