https://static.leonoticias.com/www/menu/img/local-leon-desktop.jpg

La Sobarriba vuelve a citarse con el 'voto' a la Virgen del Camino

Acto que se celebra en La Virgen del Camino./
Acto que se celebra en La Virgen del Camino.

Herederos de aquella Hermandad, dos ayuntamientos, el de Valdefresno y el de Villaturiel, tan próximos a la ciudad como a veces olvidados o ignorados, se ponen de nuevo en el Camino

LEONOTICIAS

Este domingo, 5 de mayo, León volverá a llamar a debate irresoluble entre el Concejo de la ciudad y el Cabildo de la Real Basílica de San Isidoro. «Cabezadas» se le dio en llamar al ritual que no puede (ni debe) tener resolución entre Foro y Oferta en algo con lo que, hace más de ocho siglos, las gentes de esta tierra se comprometieron tras pedirle al cielo remedio contra lo más apremiante: la sequía de sus campos.

De los campos de la Tierra de León, de ese territorio de realengo que rodeó a la capital del Viejo Reino, es herencia histórica una celebración que una de las comarcas más genuinas en defensa de las tradiciones vuelve a ser protagonista este «segundo domingo después del de Pascua de Resurrección»: la histórica Hermandad de La Sobarriba, la que renueva «el Voto».

Herederos de aquella Hermandad, dos ayuntamientos, el de Valdefresno y el de Villaturiel, tan próximos a la ciudad como a veces olvidados o ignorados, se ponen de nuevo en el Camino. A las diez de la mañana se han citado de nuevo para emprender el «Viejo Camino»; a las doce harán su ofrenda en la celebración eucarística a la Patrona que tendrá lugar en su Basílica-Santuario.

Más de ocho siglos de una ofrenda que la ciudad trasladó a su propio entorno, mientras los del pueblo, los de «la Tierra», mantuvieron en su origen. Los del «Voto» vuelven a renovar fidelidad, con el «Pendón de Tierra» al frente (el más excepcional de los del Reino de León, reconocidos como Bien de Interés Cultural), con sus cofradías, sus sones y sentires... Este domingo, ante la «Patrona Principal de la Región Leonesa», los paisanos de La Sobarriba, de sus dos tenores (de Arriba y de Abajo) renuevan historia y compromiso.