Paloma Barreto fue asesinada el viernes, el día antes de que el cadáver fuese localizado

El cadáver de Paloma Barreto fue hallado el pasado sábado en un edificio de la calle de La Cámara./OMAR ANTUÑA
El cadáver de Paloma Barreto fue hallado el pasado sábado en un edificio de la calle de La Cámara. / OMAR ANTUÑA

El único detenido como presunto autor del brutal crimen continúa prestando declaración en la Comisaría de Avilés y está previsto que mañana declare ante el juez

JOSÉ FERNANDO GALÁN
JOSÉ FERNANDO GALÁNLeón

El asesinato de Paloma Barreto se produjo entre las ocho y las diez de la noche del pasado viernes, la víspera de que el cadáver fuese localizado en una vivienda del número 62 de la calle de La Cámara que utilizaba como casa de citas en Avilés. Lo encontró una mujer que se encargaba de la limpieza en torno a las cuatro de la tarde del sábado.

Mujer transexual, Barreto había llegado a Avilés tan solo tres días antes, el martes, acompañada de un hombre travestido que presta declaración en la Comisaría de Policía Nacional de Avilés como único sospechoso del brutal crimen.

La detención se produjo el domingo en la estación de tren de León capital, cuando el presunto autor del brutal asesinato se disponía a coger un autobús. Ambos mantenían una relación que iba más allá de la amistad y había alquilado el piso de forma conjunta.

Mientras, el cadáver continúa en el Instituto Anatómico Forense de Asturias, en Oviedo, a la espera de que se complete la autopsia. El informe preliminar recoge que le habría asestado dieciocho puñaladas, tanto en la parte delantera del cuerpo como en la espalda, algunas de ellas mortales de necesidad. Está previsto que el presunto homicida pase mañana martes a disposición judicial.