https://static.leonoticias.com/www/menu/img/local-leon-desktop.jpg

Los obispos quieren mostrar a la Fiscalía su protocolo contra abusos sexuales

El secretario general de la Conferencia Episcopal, Luis Argüello. /
El secretario general de la Conferencia Episcopal, Luis Argüello.

La Conferencia Episcopal no ha concretado si también las víctimas formarán parte de dicha comisión, cuya presidencia está vacante tras la muerte de su presidente Juan Antonio Menéndez, obispo de Astorga

efe
EFELeón

Los obispos han mostrado su deseo de reunirse con la Fiscalía General del Estado y mostrarle el protocolo en el que trabajan para prevenir y hacer frente a los casos de abusos sexuales a menores dentro de esta institución.

Así lo ha trasladado el secretario general de la Conferencia Episcopal Española (CEE) y obispo auxiliar de Valladolid, Luis Argüello, que ha expresado este jueves su disposición a reunirse con la Fiscalía después de que ésta asegurara en un documento que ha detectado que las medidas para evitar y denunciar los abusos sexuales a menores en la Iglesia son «deficientes».

El informe de la Fiscalía también emplaza a esta institución a llevar cada sospecha a la justicia prescindiendo de «comprobaciones o filtros internos de verificación».

«Deseamos tener ese contacto para poder mostrar lo que hacemos», ha dicho Argüello en referencia al borrador de real decreto que prepara la Iglesia española con la intención de poder legislar sobre todas las diócesis y congregaciones religiosas sobre este asunto y para lo que ha pedido permiso al Vaticano.

Aunque aún no han recibido respuesta de la Santa Sede, el documento está muy avanzado y se ha podido compartir con los obispos asistentes a la Comisión Permanente celebrada esta semana.

Entre los aspectos que recoge dicho protocolo se incluye la posibilidad de que esta institución se presente como acusación particular en los casos de abusos sexuales en los que estén involucrados sus miembros y también se insta a animar a las víctimas a denunciar ante la justicia civil.

Argüello ha anunciado, asimismo, que se va a renovar la Comisión encargada de este borrador para abrirla a perfiles distintos del jurídico-canónico, incluyendo profesionales, hombres y mujeres, que puedan ayudar a la Iglesia a la hora de mirar al futuro y prevenir estas abusos.

No ha concretado si también las víctimas formarán parte de dicha comisión, cuya presidencia está vacante tras la muerte de su presidente Juan Antonio Menéndez, obispo de Astorga.

Además de manifestar su disposición al diálogo con la Fiscalía, Argüello ha calificado de «drama» los datos sobre abusos a menores aportados por esta institución referentes a los años 2017 y 2018 con mil denuncias cada año y un centenar de sentencias.

«Estamos ante un asunto de grave preocupación social y nos gustaría que se supiera cuántas de estas sentencias fueron condenatorias y cuántos clérigos fueron declarados culpables, porque no lo sabemos», ha dicho Argüello que cree, no obstante, que son «muy poquitos».

Además, le gustaría saber qué otros actores fueron juzgados por estos delitos.

Opacidad

Sobre la opacidad que la Fiscalía achaca a la Iglesia, el portavoz de los obispos ha asegurado no saber a qué se puede referir y ha reiterado que el borrador en el que trabajan defiende que las investigaciones canónicas no obstaculizan las civiles, «más bien lo contrario».

Ha explicado que la Iglesia aborda sus propias sanciones y que puede darse el caso de que un suceso de este tipo no tenga relevancia penal, pero sí canónica y ha subrayado que la prescripción de los delitos en derecho canónico es más amplia que en el derecho penal en este momento.

Argüello ha recordado que el informe de la Fiscalía responde a una petición del Ministerio de Justicia que se limitaba solo a los abusos dentro de la Iglesia, algo que sorprendió a los obispos que creen que se debe preguntar por los cometidos en cualquier ámbito.

«No comprendimos bien por qué la ministra de Justicia, Dolores Delgado, se refirió solo a la Iglesia», ha lamentado.

Preguntado por si el asunto de los abusos a menores se ha podido utilizar como arma arrojadiza, Argüello ha reconocido que en alguna ocasión la Iglesia se ha sentido así.

Por otra parte, la Comisión Permanente de la CEE ha nombrado a Silvia Rozas nueva directora de la revista Ecclesia, la primera que llega a este cargo.

También ha sido nombrada Clara Pardo presidenta de Manos Unidas.