León recupera el recital de poesía en el 50 aniversario de la muerte de Antonio González de Lama

Imagen del obsequio entregado a la familia. / Noelia Brandón

La capital leonesa rinde un sentido homenaje a una de las figuras más importantes de la vida cultural de León con el que se pretende «trasladar esa situación que él en vida nos trasladó desde el punto de vista cultural»

I. SANTOSLeón

El primer número de la revista Espadaña vuelve a manos de los leoneses en el 50 aniversario del fallecimiento de Antonio González de Lama. El reconocimiento de toda la ciudad a una figura muy importante que ha sido, es y será un gran protagonista de la cultura de la ciudad.

El papel de Antonio González de Lama fue muy importante en la vida cultural de la ciudad, así como su gran trabajo en la revista Españada que fundó junto a Eugenio de Nora y a Victoriano Crémer y que también influyó en la vida cultural del país.

«Este homenaje va a tener continuidad a través de conferencias, conciertos, recitales y que muestran al Antonio González de Lama vivo», ha explicado el alcalde de la capital leonesa, Antonio Silván en el reconocimiento a su familia. Desde el Ayuntamiento, se pretende «trasladar esa situación que él en vida nos trasladó desde el punto de vista cultural», remarcó Silván.

Una sentido homenaje

Durante las jornadas del viernes y el sábado diferentes charlas, mesas redondas, conferencias y por supuesto el recital de poesía que León recupera en un homenaje muy especial.

El Ayuntamiento de León ha querido trasladar a la familia de Antonio González de Lama su agradecimiento en forma de recuerdo muy especial. También han querido «trasladar a su familia un recuerdo de la ciudad de León, un cuadro de Adolfo en el que ha plasmado la realidad de González de Lama», porque tal como recordó Antonio Silván «Antonio sigue con nosotros».

El cuadro tiene un soneto de Antonio González de Lama y ha sido pintado «con vino prieto picudo que también viene de la tierra», tal como explicó el propio autor a los familiares porque González de lama era un hombre «comprometido con su tierra y defensor de la cultura con mayúsculas».

Las poesías galardonadas con el premio del escritor darán fin a los actos de homenaje donde la palabra se hace finalmente realidad.