https://static.leonoticias.com/www/menu/img/local-leon-desktop.jpg

La Lastra tardará décadas en digerir las 3.000 viviendas que aún quedan por desarrollar en su área

Imagen del polígono de La Lastra, con solares pendientes de venta. / Ana González

El polígono carece de nuevas promociones desde hace años, el 'banco malo' no logra vender las parcelas de las que es titular y aún queda 'stock' de pisos construidos sin propietario

J. Calvo
J. CALVOLeón

El desarrollo del polígono de La Lastra, en León capital, aún tardará «décadas» en poder ser una realidad. Lo advierte el sector inmobiliario que ve la zona sur de la ciudad «paralizada» ante la buena oferta «en pisos rehabilitados» y la inminente entrada de áreas «más atractivas como el inminente nuevo polígono de La Granja».

De algún modo es como si la zona de La Lastra hubiera quedado sometida a dos crisis consecutivas, la propiciada por la 'burbuja inmobiliaria' y la derivada de una recuperación que ha cambiado 'los gustos' de los clientes potenciales.

Crecimiento imposible

Doce años después de que fuera presentada su primera urbanización parcial, el polígono de La Lastra sigue siendo una asignatura pendiente en el desarrollo urbano.

La crisis económica que frenó en seco el ladrillo acabó convirtiendo esta zona de León en un ejemplo de crecimiento imposible.

Con una superficie de cien hectáreas, ubicada entre los ríos Bernesga y Torío, aún hoy medio centenar de parcelas se encuentran pendientes de proyecto para su desarrollo.

3.000 pisos pendientes

De ellas, una decena larga, son propiedad del 'banco malo', el Sareb, quien ve imposible localizar nuevos titulares para áreas que oscilan entre los 400 y los 3.500 metros cuadrados.

De las 4.627 viviendas previstas inicialmente tan sólo se lograron levantar 1.600 lo que deja otras 3.000 pendientes de nuevos proyectos de construcción. Consumir ese suelo, advierten los especialistas, será una 'digestión complicada'.

Las infraestructuras perdidas

Junto a innumerables promociones fracasadas en el camino se quedaron proyectos como el de un hotel de cuatro estrellas de una conocida cadena nacional o la sede institucional de Agelco diseñada por Dominique Perrault y donde pretendía desarrollar toda su actividad la agrupación empresarial ahora desaparecida.

A la espera de nuevos proyectos La Lastra sigue mejorando en equipamientos y servicios que, por el momento, no encuentran quien les saque partido.