El Incibe gestiona más de 110.000 incidentes de ciberseguridad en 2018, el 50% relacionado por fraude económico

Sede del Instituto Nacional de Cibersegurida. / N. Brandón

El Instituto de Cibserguridad con sede en León prevé culminar a mediados del 2020 el incremento en un 70% de su plantilla, hasta alcanzar los 140 trabajadores

A. Cubillas
A. CUBILLASLeón

La transformación digital avanza, a pasos agigantados, al igual que el incremento de dispositivos y sistemas conectados en Internet. Así, si en 2016 había en el mundo 6.400 millones de dispositivos a corto plazo se prevé que la cifra alcanzará los 50.000.

Una realidad que introducirá oportunidades pero también amenazas y riesgos en el entorno porque con la misma velocidad que avanza la tecnología lo hacen los ciberdelitos. Y, bajo ese contexto cobra más prioridad si cabe la labor del Incibe -Instituto Nacional de Ciberseguridad- y del ecosistema empresarial que genera soluciones y servicios de seguridad.

Un centro referencia a nivel internacional, que durante el 2018 gestionó a través del Centro de Respuesta a Incidentes de Seguridad más de 110.000 incidentes que afectaron sistemas españoles, la mitad de ellas con una motivación económica.

«Más del 50% de los incidentes gestionados se debieron al fraude cuando otros años la tipología era más diversa, lo que pone de manifiesto que detrás de la mayoría de los ciberataques hay una motivación económica, es decir, que las organizaciones criminales tiene como objeto robar dinero», señaló el director del Incibe, Alberto Hernández, que destacó también motivaciones de carácter político, social y reivindicativo.

Incremento físico

Una gestión que se enmarca en Plan de Cibserguridad Nacional, que se complementa con la prestación de servicios públicos, el apoyo a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y el desarrollo industrial de I+D.

En este sentido, Hernández hizo alusión a la misión reciente a Colombia que lideró Incibe de la mano de 13 firmas espaolas con el objetivo de potenciar el intercambio empresarial y comercial en materia de la cibserguridad.

Un instituto con sede en León que avanza también su crecimiento físico. Así, según señaló Hernádez, está previsto que a mediados del 2020 se de por concluido los pasos marcados hace año y medio, que preveían el incremento de la plantilla en un 70%, hasta alcanzar los 140 profesionales.

Un crecimiento sostenible y adecuado en base a una política de inversiones constantes, señaló Hernández, que permite al Incibe consolidar su papel como agente principal en la lucha del ciberdelito en España.

Entre sus grandes preocupaciones a futuro, los ataques de impacto al funcionamiento de una ciudad y de las administraciones públicas aprovechando las vulnerabilidades expuestas al Internet, que cada vez gana más terreno en el entorno.