La huelga de Renfe no altera la normalidad de la estación de León y la plantilla evita la movilización

Normalidad en la estación de Renfe de León. / N. Brandón

Tan sólo la presencia policial y la cancelación de tres trenes regionales han sido indicativos este viernes de la tercera jornada de huelga, en la que los trabajadores no se concentraron coincidiendo con el paro de las 12:00

A. Cubillas
A. CUBILLASLeón

Absoluta normalidad en la estación de tren de León coincidiendo con la tercera jornada de huelga en Renfe este verano, que ha pasado casi de puntillas.

La estación de la capital, como cada día, ha estado marcada por el ir y venir de pasajeros, las maletas y las prisas.

Ni dentro ni fuera síntomas que dejaran entrever el conflicto que se está viviendo en Renfe. Ni si quiera a las 12:00 horas cuando estaba convocado un paro de los trabajadores y se preveía una protesta.

Si bien, en el exterior, tan sólo una patrulla de la Policía Nacional de León que, apenas minutos después, abandonaba el lugar tras no ser necesarios sus servicios.

Una jornada de huelga en la que no se han visto afectados ninguno de los trenes AVE y en la que durante la mañana se han cancelado tres enlaces regionales con Palencia (13:36), Coruña-Vigo (14:43) y Hendaya-Bilbao (15:44).

Unos paros convocados por el sindicato CGT que ha obligado a la operadora a cancelar la circulación de unos 200 trenes a nivel nacional en la antesala del fin de semana de la 'operación retorno' de las vacaciones.

Del total de trenes que se anulan este viernes, unos sesenta son de AVE y Larga Distancia y los 128 restantes, de Media Distancia (regionales). Se trata de las circulaciones que no están garantizadas en los servicios mínimos decretados por el Ministerio de Fomento para garantizar la movilidad de los viajeros ante la convocatoria de paro.

Estos servicios esenciales aseguran el 78% de los AVE y Larga Distancia que Renfe programa diariamente, el 65% de los regionales y entre el 50% y el 75% de los de Cercanías.

Paros el domingo

Los paros, que son continuación de los que esta formación ya llevó a cabo los pasados 30 de julio y 1 de agosto, tendrán además continuación este domingo 1 de septiembre en las mismas franjas horarias.

Ello supondrá que Renfe tenga que cancelar otros 172 trenes el domingo, unos 58 de AVE y 114 más de Media Distancia, con lo que, en total, la compañía ferroviaria pública anulará unos 360 trenes en todo el fin de semana de 'operación retorno' de vacaciones.

Con esta convocatoria, CGT reclama un aumento de la plantilla de Renfe y, además, que la compañía aplique de forma acumulada la reducción de la jornada laboral semanal a 37,5 horas, de forma que se sume días libres a la plantilla en vez disminuir en 17 minutos su tiempo de trabajo de cada día.

Renfe anunció que trabajará para recolocar a los viajeros de los trenes cancelados en otras circulaciones, siempre que sea posible. También da la oportunidad de cambiar la fecha de viaje o devolver el billete.

Con su convocatoria, CGT, sindicato minoritario en la operadora, llama a los trabajadores de esta compañía a parar cuatro horas en dos ocasiones, entre las 12.00 y las 16.00 horas, y entre las 20.00 y las 0.00 horas.