https://static.leonoticias.com/www/menu/img/local-leon-desktop.jpg

La demora media del Hospital de León está en 60 días mientras que El Bierzo sigue por encima de la media

Antonio María Sáez-Aguado. /Miriam Chacón
Antonio María Sáez-Aguado. / Miriam Chacón

La demora media en Castilla y León se queda en 65 días, lo que supone una disminución de 19 días con respecto a la misma fecha del pasado año

Leonoticias Diario
LEONOTICIAS DIARIOLeón

El número de días que un paciente espera para realizarse una intervención quirúrgica en cualquiera de los hospitales de Sacyl se ha reducido en el último año en un 22,6%, pasando de 84 días de demora media el 30 de junio de 2017 a 65 días en la misma fecha del presente año.

En cuanto al número de pacientes que se encontraban esperando una intervención, la reducción es del 9,2 %, desde los 25.992 hasta los 23.576.

De esta forma, todos los hospitales públicos de Castilla y León se sitúan ya por debajo de la media nacional en lista de espera quirúrgica -la demora media en España era en el mes de diciembre de 2017 (últimos datos disponibles) de 106 días-. Además, el porcentaje de pacientes con espera superior a 180 días se ha reducido al 5,2 %, en España era del 17,2%.

Asimismo, la tasa de pacientes en lista de espera por 1.000 habitantes en la Comunidad es del 10,01, mientras que la del Sistema Nacional de Salud era del 13,13 en diciembre, teniendo 12 de los 14 hospitales una tasa inferior también a la media nacional.

Durante el último año, los hospitales públicos de Castilla y León han seguido cumpliendo el compromiso de que el 100 % de los pacientes cuya patología se encuentra catalogada como Prioridad 1 fueran intervenidos en un plazo inferior a 30 días.

El consejero de Sanidad, Antonio María Sáez, ha analizado la evolución de las esperas quirúrgicas en los últimos dos años, entre junio de 2016 y junio de 2018, que según ha destacado se trata de un tiempo prudencial para analizar el efecto de los cambios organizativos, de recursos y de actividad, en un período que coincide con el desarrollo del Plan Perycles.

Entre los aspectos más destacados de esta evolución se encuentran: el cumplimiento al 100% del objetivo de intervención quirúrgica de los pacientes graves antes de 30 días; la reducción del número de pacientes en espera un 27,3 %, con 8.891 pacientes menos.

Algunas reducciones son muy significativas, como el Hospital de El Bierzo, con un 53,2% de pacientes menos en espera, el Clínico Universitario de Valladolid con una reducción del 42,9%, el Hospital de Ávila con un 36,8% menos o el Complejo Asistencial de Salamanca, que sitúa su reducción en un 32,6% de pacientes menos que en 2016.

Otra de las cuestiones a destacar es la reducción de la demora media en un 27,7%, 25 días menos. En este sentido, el número de pacientes que esperan más de 180 días se ha reducido en un 60%. Entre los descensos más destacados cabe señalar los de algunos hospitales como el de El Bierzo, que en los últimos dos años ha reducido el número de pacientes en espera en un 54%, el Complejo Asistencial de Ávila, con una disminución del 31%, el Clínico Universitario de Valladolid un 24% o el Complejo Asistencial de Salamanca, con un 23 % menos de pacientes en espera.

Y también hay que incidir en la reducción de la demora en todas las especialidades quirúrgicas (14), con una reducción media del 28 %, siendo notable la reseña en aquellas especialidades con mayor número de pacientes a los que se indica una intervención: Traumatología -40 días menos de demora-, Urología -39 días menos-, Oftalmología -22 días-, Otorrinolaringología -21 días de reducción- y Cirugía General -nueve días menos-.

Finalmente el consejero ha analizado la situación en la Comunidad en relación con el conjunto del Sistema Nacional de Salud. En diciembre de 2017 Castilla y León era la cuarta comunidad con menor número de pacientes en espera quirúrgica: tasa por mil habitantes de 10,46 frente a la media nacional de 13,13; en junio de 2018 esa tasa ha mejorado en nuestra comunidad hasta 10,01. El porcentaje de pacientes con más de 180 días de espera era en el SNS del 17%, frente al 9,3% de Castilla y León, dato que, como se ha dicho anteriormente, se ha reducido en junio hasta el 5,2%. La demora media al finalizar 2017 era en España de 106 días, por los 78 en Castilla y León, y está cifra se ha reducido en junio para situarse en 65 días.

Mientras que en el conjunto del SNS la demora media se incrementó (junio 2016-diciembre 2017) en un 21 % y el número de pacientes en espera en un 4,8 %, en Castilla y León en los dos últimos años han disminuido los pacientes en espera en un 27,3 % y la demora media en un 27,7 %.

 

Fotos