El hombre detenido en León confiesa que fue él quien asesinó a la mujer transexual

Un agente de la policía nacional en el inmueble en el que tuvo lugar el crimen./Omar Antuña
Un agente de la policía nacional en el inmueble en el que tuvo lugar el crimen. / Omar Antuña

Ambos mantendrían una relación sentimental según los primeros datos de la investigación | Acuchilló hasta en 18 ocasiones a la víctima | El sospechoso del asesinato huyó a León pero la policía le seguía desde el mismo momento en el que tuvo conocimiento del crimen

J. F. GALÁNLeón | Avilés

La Policía Nacional detuvo este domingo en León a un sospechoso del brutal asesinato de Paloma Barreto, la mujer transexual cuyo cadáver fue hallado el sábado en un piso de la calle de La Cámara de Avilés que utilizaba como casa de citas. Se trata de un hombre de nacionalidad brasileña, como la víctima.

El detenido fue localizado por agentes de la Policía Nacional desplazados desde Asturias en un dispositivo notificado a la Policía Nacional de León. Los gantes le seguían la pista desde el mismo momento en el que se tuvo conocimiento del crimen tras contar con indicios suficientes que establecían entre sospechoso y víctima vínculos sentimentales.

Los agentes, además, localizaron restos que permitían la localización evidente en el lugar del crimen del sospechoso que se acrecentaron tras analizar tanto la escena como el móvil de Paloma Barreto.

Constatado el vínculo entre ambos y confirmada la presencia del sospechoso en el piso se puso en marcha una operación por parte de la Policía Nacional de Oviedo para su localización y detención, algo que sucedía en la tarde del domingo en León capital.

Crimen pasional

Este lunes, según diversas fuentes, el detenido habría reconocido el crimen pasional por lo que pasará en las próximas horas a disposición judicial, según han informado fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Asturias (TSJA).

Barreto recibió dieciocho puñaladas en numerosas partes del cuerpo, muchas de ellas mortales de necesidad, según revela el análisis preliminar de la autopsia, practicada en el Instituto Anatómico Forense de Asturias, en Oviedo. En cualquier caso el informe no estará completo hasta que se conozcan los resultados del análisis de las numerosas muestras recogidas en la vivienda por agentes de la Policía Científica de la Policía Nacional que han sido remitidas a un laboratorio.

La identificación de la víctima se llevó a cabo gracias a la documentación que portaba, aunque aún no se ha localizado a familiar alguno. A efectos legales, en su documentación figura con nombre de varón, de 38 años de edad y que se encontraba legalmente en España, por lo que, a priori, en el caso de que el autor del crimen fuese un hombre, como el detenido ayer, no podría aplicarse la agravante de violencia de género, algo que solicitan desde los colectivos que defienden a gais, lesbianas y transexuales en el Principado.

Restos biológicos

El presunto asesino ha sido identificado en base a los numerosos restos biológicos hallados en el minucioso examen llevado a cabo por la Policía Nacional en la vivienda en la que apareció el cadáver, un piso de la séptima y última planta del número 62 de céntrica calle que la víctima utilizaba como casa de citas.

A lo largo de la mañana y de la tarde de este domingo agentes de la Policía Científica permanecieron en la vivienda en busca de nuevos indicios que pudieran contribuir no solo a identificar al sospechoso y a probar de forma concluyente que es el autor material del crimen, sino también a reconstruir un sólido relato de lo sucedido.

Con tal fin, las pesquisas se extendieron al historial de llamadas de la víctima y del asesino y a sus rastros en internet, sobremanera en las redes sociales, comúnmente utilizadas como vía de contacto para ofrecer y requerir servicios de compañía.