'Helena' alcanza de lleno a León y su fuerza decaerá de forma progresiva

Imagen de las calles de León capital a primera hora de este sábado. / leonoticias

El paso de la tormenta de nieve cae por debajo de los 600 metros y alcanza de lleno la capital | Dificultades para circular por la mayor parte de la provincia, especialmente en la zona norte

LEONOTICIASLeón

La tormenta 'Helena' ha alcanzado durante la noche de lleno a León aunque su fuerza decaerá de forma progresiva con el paso de las horas según la previsión de Aemet.

El paso de la tormenta de nieve ha caído por debajo de los 600 metros y alcanza de lleno la capital dejando dificultades para circular por la mayor parte de la provincia, especialmente en la zona norte.

Temporal de nieve

Los mayores problemas se registran en la A-6 a su paso por la comarca del El Bierzo, donde se están embolsando los camiones que circulan en dirección a Galicia, en Quintanilla de Combarros y en San Román de Bembibre, donde también son obligatorias las cadenas para los turismos.

Además, las cadenas también son obligatorias para transitar por el puerto del Pontón (N-625), entre Riaño y Oseja de Sajambre.

En el caso del puerto de Pajares se encuentra cerrado al paso de camiones pero se mantiene abierto a vehículos con ruedas de invierno. La DGT recomienda no usar el coche salvo casos de necesidad.

El sol derrite la nieve en la capital

Por su parte, León capital amanecía completamente cubierta de blanco y una fuerte ventisca de nieve azotaba a primera hora, provocando dificultades en el tráfico rodado. Sin embargo, minutos antes de las 10:00 horas el temporal remitió dio paso a una jornada sol.

Por su parte, las brigadas municipales de León esparcen desde la madrugada de este viernes sal en distintos puntos de la ciudad para hacer frente al hielo y la nieve generados en las últimas horas, labores a las que ahora suman salmuera para repartir en las zonas más complejas como el Hospital, el barrio de Eras de Renueva o la Ronda Interior, señalaron fuentes del Consistorio.

La noche del viernes ya se esparcieron unas seis toneladas en distintos barrios de la ciudad, que sumadas a las gastadas en las horas anteriores dejan en 21 toneladas las destinadas a este fin en 24 horas.

Problemas en la red secundaria

Sin embargo, la peor situación se encuentra en las zonas de montaña leonesa. Allí las máquinas quitanieves trabajan a contrarreloj para poder abrir las carreteras de los numerosos pueblos que permanecen incomunicados. Es el caso del municipio de Riello, donde el temporal de nieve está complicando las labores por minutos.

A estas horas, es obligatorio circular con cadenas en los puertos de Pajares, Tarna, Pontón, Leitariegos, Somiedo, La Magdalena, San Isidro, Vegarada, Piedrafita Pontedo, Pando, Picones, Foncebadón, Tarna así como en la CL-626 que comunica Villablino con Cistierna. En todos ellos, la DGT además tiene prohibido el tránsito de camiones y articulados.

Alerta naranja por viento y nieve

Toda Castilla y León salvo Valladolid está este sábado, 2 de febrero, en alerta por viento y nevadas, que se esperan de especial intensidad y nivel de riesgo naranja, en la zona cantábrica y norte de la Comunidad, con hasta 30 centímetros de nieve en León, y 20 en Burgos y Palencia, y rachas de 90 kilómetros por hora.

Según los datos de la Aemet de las 9.00 horas de este sábado, en la zona del sistema central, donde el aviso es de menor riesgo, se esperan nevadas de hasta quince centímetros, lo mismo que en la Ibérica.

En Burgos además de la zona cantábrica la alerta naranja afecta a la norte, donde habrá nevadas de ocho centímetros a 800 metros, bajando a 400 o 300.

A la nieve se une la alerta por viento que afecta también a casi toda la Comunidad, con esos 90 kilómetros por hora en las zonas cantábricas o del sistema central.

El nivel de aviso naranja indica que existe un riesgo meteorológico importante (fenómenos meteorológicos no habituales y con cierto grado de peligro para las actividades usuales); y la amarilla indica que los fenómenos meteorológicos no afectan a la seguridad de las personas pero sí a la hora de hacer alguna actividad concreta.

La delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, activó ayer tarde la fase de preemergencia en la zona de la Cordillera Cantábrica de León ante la previsión de nevadas y acumulación de nieve de hasta 30 centímetros y recomendó no viajar durante este fin de semana si no es absolutamente imprescindible.

Desde la tarde de este viernes funciona de forma permanente el centro de coordinación operativa de la Delegación del Gobierno y se establecerán los Puestos de Mando Avanzado si la situación lo requiriese. Todo ello, de acuerdo con el protocolo de vialidad invernal.

 

Fotos