La nieve deja incomunicados a decenas de pueblos leoneses

Una de las imágenes más curiosas que deja la nevada en Vegapujin. /
Una de las imágenes más curiosas que deja la nevada en Vegapujin.

Los vecinos de La Cueta o Balouta están a la espera de la llegada de las quitanieves, una situación que se repite en numerosas localidades de la montaña leonesa como consecuencia de la borrasca 'Helena'

E.F.G.
E.F.G.León

La nieve caída de forma abundante desde este viernes y durante la pasada noche en buena parte de la provincia leonesa deja un panorama de numerosos pueblos incomunicados; una situación que habitualmente afecta a algunas localidades situadas en zonas de elevada altitud pero que esta vez se extiende también a otras menos acostumbradas, dado que la cota se redujo bastante.

Temporal de nieve en León

Entre las localidades vestidas este sábado de blanco se encuentra La Cueta -en el municipio babiano de Cabrillanes-, que con sus 1.450 metros de altitud, es la más elevada de la provincia. La familia que regenta el restarante Picos Blancos confirma vía telefónica que en las últimas horas «ha caído bastante» y que están incomunicados a pesar de que «ayer pasó la máquina y hoy esperemos que puedan llegar si no se encuentran nada raro». El viento contribuyó a acumular la nieve durante la noche y en algunos puntos ya se supera el metro de altura.

Balouta, en el municipio berciano de Candín, en los Ancares leoneses, es otro de los pueblos que más padece los rigores invernales. Con una docena de vecinos repartidos en cinco casas, uno de ellos explicó este sábado a Ical que «no se puede salir del pueblo y el panadero estuvo el viernes con un todoterreno». El viento acumuló la nieve creando trabes que multiplican los 40-50 centímetros acumulados en las calles y hoy sigue nevando.

Otras comarcas como La Cabrera o Montaña de Riaño también se ven afectadas por el temporal de nieve y viento mientras la Diputación despliega todo su dispositivo humano y técnico para atender los 3.310 kilómetros de carreteras pertenecientes a la red provincial, repartidos en 746 vías, de las que casi la mitad presentan habitualmente problemas de vialidad invernal en diferentes grados, en función de su recorrido y de su altitud, ya muchas de ellas alcanzan los 1.000 metros de altitud y atraviesan puertos en la provincia con una altura superior a los 1.500 metros.

El diputado de Fomento, Ángel Calvo, afectado también en sus municipios, donde algunas localidades alcanzan ya los 70-80 centímetros de nieve acumulados, explicó que la nevada «además de ser contundente en esta ocasión es más difícil de combatir porque ha caído en zonas muy bajas en lugares donde no suele haber tanta, como Toreno o Fabero» y la acción del viento favorece los trabes. La situación, dijo, «es francamente dificil pero todos los equipos están trabajando».

Consciente de que no se puede atender a todos los pueblos al mismo tiempo, detalla que «donde estamos seguros de que llegamos, vamos abriendo, pero no se puede -para ir a un sitio- dejar de llegar a unos cuantos».

La Diputación cuenta con 23 unidades de quitanieves en propiedad y que gestiona, repartidas en 13 unidades de quitanieves de empuje y dos más de reserva, siete dinámicas (expulsan la nieve fuera de la plataforma de la carretera), más una de reserva, así como tres vehículos denominados polivalentes, por la posibilidad de adaptación de una fresa quitanieves. Además, dispone de tres unidades ligeras tipo 'pick- up' con esparcidor, dos de ellas equipadas con hojas quitanieves, una góndola de transporte, seis todoterrenos y diversa maquinaria auxiliar de apoyo, tanto de transporte como de obras.

 

Fotos