Mario Vaquerizo: «Qué plan hay mejor para un martes que coger la furgoneta, llegar a León y actuar en sus fiestas»

Nancys Rubias. /
Nancys Rubias.

El líder de Nancys Rubias regresa a la capital leonesa para ofrecer un concierto en la plaza Mayor, este martes 25 de junio, enmarcado dentro de las fiestas patronales de San Juan y San Pedro

S. FERNÁNDEZ
S. FERNÁNDEZLeón

El polifacético Mario Vaquerizo pone su traje de músico para regresar a León, esta vez acompañado de Nancys Rubias Si la última vez que estuvo fue para cocinar a los pies de la Catedral, ahora los hará para deleitar a la plaza Mayor con un concierto que tendrá lugar este martes, 25 de junio a partir de las 23.00 horas. Antes de subirse al escenario regala una entrevista a leonoticias.

¿Cómo lleva salir de gira con las Nancys Rubias?

Esto es algo que llevo haciendo desde el año 2004, que empezó de una forma un poco más 'amateur', porque decidimos canalizar nuestros momentos de ocio dando conciertos. Con el paso del tiempo todo se ha ido profesionalizando, pero la verdadera esencia sigue siendo la misma. Esto no lo hacemos por obligación, lo hacemos por devoción, porque nos gusta ejercer de rock star. Qué plan hay mejor para un martes que coger la furgoneta llegar a León y actuar en las fiestas patronales.

Durante vuestra carrera musical os habéis tenido que exponer a muchos prejuicios...

Las Nancys si hemos pecado de algo es de haber sido muy sinceras, cosa que no lo considero un pecado. Con nuestro grupo hay muchos prejuicios, sobre todo por el lado más fundamentalista, nostras desde el primer momento reconocimos que no sabíamos tocar, pero consideramos que no es un aspecto fundamental para ser una rock star y entretener a la gente. Como espectador, cuando voy a un concierto me da igual que la guitarra que está sonado esté grabada, lo que quiero es ir a ver a ir ver a las estrellas y pasármelo bien. En este aspecto cumplimos muy bien esta función, entre otras cosas porque nos rodeamos de los mejores. Las Nancys no sonamos en ninguna radio comercial pero después al público le gustan nuestras temas porque tenemos canciones muy buenas, y por otro lado ejercemos muy bien de autenticas rock star copiando a nuestros ídolos.

¿Vive de la música?

Yo durante un un tiempo me llene la boca diciendo que no vivíamos de la música, pero un día haciendo una entrevista me lo replanteé y me dije pues claro que vivimos de la música y de otros trabajos que también nos gustan mucho. Ahora dicho esto, hacer lo que te gusta es un privilegio.

¿Le molesta los formalismos que existen en la música?

Yo no soy nada prejuicioso, ni dogmático, creo que lo dogmas siempre terminan estropeándolo todo, en cualquier ámbito, en la política, en la religión, etc. Las Nancys Rubias somos un cóctel explosivo de muchas influencias y eso es algo que no está reñido, a mi me encantan los Ramones y también los Village People. Cuanta más música escuchas más feliz vas a ser y no hay que encorsetarse en ser rocker, punkie o indie.

¿Cómo se hace para mantener un grupo tanto tiempo?

Lo que ha salvado al grupo es que no hemos tenido pretensión de nada, la pretensión genera frustración, y nosotros llegamos a la música para hacer algo que nos gustaba, no para ser números uno.

Es que además de un grupo sois muy buenas amigas..

Esto es así, la historia de Nancys Rubias se podría definir como la historia de una gran amistad, yo sin ellas no sería yo, es gente esencial en mi vida. Y discutimos porque nos queremos, hay un esencia muy verdadera. El éxito de Nancys Rubias, si tu te vas a un directivo de una discográfica te dirá que no hemos triunfado absolutamente nada, pero para mi el verdadero éxito es que una canción como ´´Me Encanta´, sin haber sonado en la radio cuando la cantas todo el mundo se vuelve loco. Y por otro lado que te programen en las fiestas de León, no eres nadie si no actuás en las fiestas de León.

¿Ser polifacético es una forma de sobrevivir?

Yo sigo con los consejos de Andy Warhol, que decía que la fama era efímera. Esto es algo que a mí me gusta pero que si se termina no pasa absolutamente nada. Yo soy periodista, soy representante de Fangoria y todos lo extras que me van llegando los disfruto con locura. Como yo me muestro tal y como soy me resulta muy fácil, cuando yo voy al Hormiguero no hago ningún papel. De lo que me siento orgulloso es que en todo momento me he mostrado tal y como soy y no he pretendido engañar a nadie. Yo no he perseguido la fama, a mí me vino dada desde el momento que me caso con Alaska.

Pero detrás del Mario Vaquerizo que va El Hormiguero hay un trabajo detrás...

Soy un tío muy serio trabajando, muy germánico, me gusta tener todo controlado. Soy consciente de que esto es algo que sorprende pero puedo ser loco y la vez serio, la virtud está en la justa medida. Esto es algo que cuesta entender porque la gente, a día de hoy, todavía se sigue moviendo por estereotipos. Hay que ser profesional, y en el fondo lo hago porque me gusta y no lo veo como un esfuerzo.

Vuelve a León después de su paso por Master Chef...

Fue un lujo cocinar a los pies de la Catedral y encima ese día ganó mi equipo, así que León me dio suerte.