La lluvia deja el fervor por San Juan bajo techo pero León cumple con la tradición

Tradicinal misa de San Juan en el interior de San Marcelo. / S. Santos

Los chubascos en el día grande de León obligan a trasladar a la Iglesia de San Marcelo la tradicional eucaristía que se celebra desde 1944 en la capilla del Cristo de la Victoria en la calle Ancha

A. CUBILLAS
A. CUBILLASLeón

Día grande de León pasado por agua.

No hubo tregua y la lluvia ha obligado a suspender la celebración de la tradicional misa de San Juan ante la capilla del Cristo de la Victoria en plena Calle Ancha, enclavada en el edificio que fue casa natal del centurión y patrono de León.

Un acto que se lleva celebrando desde hace más de 70 años, desde 1944 y que finalmente se ha tenido que trasladar al interior del templo de San Marcelo.

Acompañados por las trompetas y tambores de la Banda Municipal de Música y los cuatro tradicionales maceros, una representación de la corporación municipal ha protagonizado una simbólica procesión del viejo consistorio hasta la iglesia.

Apenas unos metros que han dado paso a la celebración de la tradicional eucaristía en la que se han dado citado de cientos de fieles que, pese a la lluvia, no quisieron perderse el acto más religioso de las Fiestas de San Juan y San Pedro.

Porque la lluvia no puede apagar el fervor en el día grande de León, en el que no faltó la tradicional de degustación de dulces y mistela eso sí, también bajo techo, en esta ocasión en la Bodega Regia.