Los empresarios advierten de los riesgos de la centralización económica de España para el crecimiento de provincias como León

Presentación de la Encuesta de los Círculos 2019 del CEL. / Inés Santos

La Encuesta de los Círculos apunta que la inestabilidad política y la falta de reformas estructurales tienen un impacto negativo en la acometividad de España, el crecimiento y la inversión extranjera y el tejido empresarial exige la mejora de la eficiencia del gasto público y no aplicar subida de impuestos

A. Cubillas
A. CUBILLASLeón

La inestabilidad política y la falta reformas estructurales tienen un impacto negativo en la competitividad y crecimiento empresarial. Es la visión de los 400 empresarios, el 13% de León, que han dado forma a la Encuesta de los Círculos que este lunes se ha presentado en la sede del CEL.

Una falta de Gobierno que, si bien permite la reducción de la deuda y el déficit público dado que no se toma ninguna decisión, supone, a juicio de los empresarios, un lastre a la competitividad española, el crecimiento económico, la creación de empresas y la atracción de inversión extranjera dado los altos niveles de incertidumbre.

«Estamos ante un parón importante y los empresarios extranjeros estancan su inversión tras no obtener respuesta a sus interrogantes», señaló Miguel Iraburu presidente grupo de trabajo de la encuesta, que advirtió que cuando se para la inversión, se para la creación de empleo y se activa la ralentización.

Todo ello, a pesar de haber superado el nivel de PIB previo a la crisis y batir el récord en la Eurozona con un crecimiento del 2%.

Y es que el contexto internacional tampoco ayuda a España, dado el crecimiento en negativo de Alemania, la paralización de Italia, el Brexit y el conflicto de Estados y China cuando la UE absorbe el 60% de exportaciones españolas. «La ralentización de la Unión Europea pesa y mucho sobre las empresas españolas».

Miguel Iraburu presidente grupo de trabajo Encuesta de los Círculos .
Miguel Iraburu presidente grupo de trabajo Encuesta de los Círculos . / Campillo

Según la encuesta, los empresarios entienden que el Gobierno de España se está olvidando de la base de la economía del país, dando poca importancia a la resolución de los problemas estructurales del país, como el empleo, la productividad, el déficit y la deuda pública o la evolución demográfica.

Es más, el 77% de los encuestados percibe que la falta de reformas estructuras está teniendo un impacto negativo sobre la competitividad de España y el 90% sobre la economía.

Por último y en cuanto a la actual política económica, el tejido empresarial se muestra preocupado por la subida del 7% de las bases máximas de cotización así como la prevalencia del convenio estatal frente a los de empresas que, a su juicio, deberían pesar en materias como los salarios y los turnos.

Reformas estructurales

Ante esta situación, los empresarios plantean varias reformas, entendiendo clave empezar por los cimientos, mejorando la eficiencia del gasto público y, en ningún caso, contemplando una subida de los impuestos.

«Es necesario promulgar una mejora de la eficiencia del gasto público, dado que España ocupa el puesto 65 en cuanto a eficiencia del gasto público y la IREF siempre nos saca los colores. Es necesario hacer reformas importantes con la transparencia, la rentabilidad, las inversiones y la forma de abordar la utilización de los recursos que son públicos y de todos los españoles».

Es más, el 91% de los empresarios considera que el aumento de los impuestos no es la fórmula de abordar el problema sino estudiar la gestión de esos recursos. «Debemos buscar un sistema fiscal competitivo que sea facilitador del aumento de la competitividad española, que permita más beneficios, más exportaciones, más empleo, más inversión nacional y extranjera y así subirán las bases imponibles. Cualquier atajo vía subida impuestos no va en buena dirección».

Asimismo, creen clave incrementar los esfuerzos en innovación y tecnología, fomentar el emprendimiento y el crecimiento empresarial y a medio plazo lograr un pacto estatal en Educación y reformar el sistema de pensiones.

Descentralización

Reformas claves para impulsar la competitividad y crecimiento económico de España, en un país fuertemente centralizado, que supone una grave problemática para territorios como León frente a países como Alemania donde cada región tiene un paquete de estructuras que sirve de atracción de empresas.

«La estructura en España está mal montada y no favorece a la descentralización de los negocios ni de las grandes industrias, lo que supone un grave problema», señaló Iraburu, que incidió en la pérdida de población, el crecimiento por debajo de la media nacional y el pequeño tamaño de las empresas como principales lastres de la provincia de León, siendo necesaria fomentar el tamaño así como la industria exportadora.