El desmantelamiento de Feve y la inacción política lleva a la plantilla a convocar paros

Un tren de Feve en el apeadero de la Universidad de León./
Un tren de Feve en el apeadero de la Universidad de León.

Los trabajadores realizarán un primer paro el próximo día 19 | La plantilla cree que la compañía está dejando morir a Feve «poco a poco»

J.C.León

Los trabajadores de Feve no tienen dudas: «La compañía se muere poco a poco». Y esa agonía, sin fin, es la que ha provocado un hartazgo que hoy ha llegado al límite. «Estamos al borde de desaparecer», también se ha advertido desde la representación laboral.

Y así se ha anunciado que a partir de ahora serán los propios trabajadores los que liderarán las movilizaciones en defensa de Feve y de sus propios puestos de trabajo.

De este modo los trabajadores realizarán un primer paro el próximo día 19, jornada en la que se realizarán paros durante ocho horas. Unos paros que coincidirán con la manifestación prevista en esa jornada en defensa de la línea de vía estrecha.

Todos los males

Hoy poco o nada queda de la compañía Feve que muchos leoneses conocieron en pleno esplendor. Feve se desmorona cada día, y la sensación es que la situación se agrava hasta el punto de que sus usuarios temen «un final inminente».

Las pruebas se acumulan jornada tras jornada y algunas de las situaciones que se generan rozan lo insólito: temperaturas en pleno verano por encima de los 40º, retrasos en los trenes, ausencia de revisores, ausencia de mecánicos, unidades sin limpiar y falta de mejoras.

Al no haber revisores los pasajeros 'no computan' y el número de usuarios cae de forma alarmante. «Al final será la disculpa que utilicen para anular la compañía», también se advierte. Tampoco hay recambios para los trenes y el desastroso círculo vicioso se completa con la paralización de las obras de integración en León por enésima vez y la anulación de la compra de nuevos trenes por una acción judicial.

Pérdida de viajeros

Los números hablan por sí solos de este desastre. Desde que la estación de Matallana dejara de recibir viajeros el 19 septiembre de 2011 la línea ya ha perdido un 70% de sus viajeros.

En 2011 Feve movilizó a un total de 329.000 pasajeros, según los datos que constan en el registro de la compañía, mientras que en 1016 la cifra descendió hasta los 131.600 viajeros. Ahora podría estar por debajo de los 100.000 viajeros.

Hoy el único punto de optimismo, según se advierte, es confiar en que el nuevo Gobierno presente lo que ya se denomina como un 'plan de rescate'. De no ser así tan sólo quedará «celebrar un funeral».

 

Fotos