El PP defiende que ha cumplido su programa «al 90%» en Castilla y León y culpa del ocaso de la minería al PSOE

Rueda de prensa realizada en el PP de León. / Sandra Santos | Campillo

El portavoz de la formación conservadora, Raúl de la Hoz, hace un balance optimista de la labor popular al frente de la Junta, asegurando que el PP «ha cumplido aquello con lo que nos comprometimos, que es revertir la vida de los castellanos y leoneses»

Nacho Barrio
NACHO BARRIOLeón

Agotada ya la IX legislatura autonómica, el Partido Popular apuesta por hacer balance de estos últimos cuatro años al frente de la Junta de Castilla y León. Con una gira que les lleva por todas las capitales de provincia de la comunidad autónoma, los populares hacen un balance optimista del trabajo realizado, asegurando que han cumplido «con el 90%» del programa con el que se presentaron a las autonómicas de 2015.

Así, el alcalde y procurador en Cortes por León, Antonio Silván, avanzó que la formación «se ha caracterizado por el diálogo y por el crecimiento económico, con unos resultados que están ahí».

El que iba a tomar la voz cantante era el portavoz popular en la cámara autonómica. Raúl de la Hoz defendió que, «en un ejercicio sano de dar cuenta de lo que hemos hecho», el PP «ha cumplido aquello con lo que nos comprometimos, que es revertir la vida de los castellanos y leoneses».

Sea como fuere, la legislatura según De la Hoz ha sido especial. «Han sido cuatro años difíciles, estábamos casi empatados pero hicimos del diálogo político la principal herramienta, cosa que no nos incomodaba», apuntaba el popular.

Asegurando que el trabajo realizado se asienta en los pilares «de la creación de riqueza y empleo y la mejora de los servicios públicos», expuso ante los medios que Castilla y León «ha crecido en términos netos, estamos en forma, nadie se acuerda de la crisis porque hemos creado empleo y empresas». Tal es así, que abanderó que «se ha creado un saldo neto de 2.194 empresas porque se ha mejorado la financiación». León sumó 2.000 solicitudes de financiación por 490 millones de euros, generando 32.500 puestos de trabajo.

Llevando el dato a la provincia, Raúl de la Hoz remarcó que en León «se han vivido 62 meses consecutivos de descenso del paro», sobre los que «los que dicen que baja porque la gente se va mienten, porque esa teoría la desmienten los datos de la afiliación».

Minería, culpa del PSOE

En otro orden de cosas, los populares culparon a «las caprichosas decisiones del Gobierno de España» de «haber hecho que esta legislatura sea la del fin de la minería».

La que se anunció como transición energética justa, dijo, «se ha convertido en un absoluto precipicio y a abocado al cierre de explotaciones y centrales, cuando tiene que ser justa, ordenada, razonable y no atropellada». También reprochó a PSOE, Podemos y Ciudadanos que no apoyasen en las Cortes Autonómicas las propuestas del PP al respecto. «Me duele especialmente que hablen de ellos personas que no lo defendieron y ahora se rasgan las vestiduras», apuntó.

La Junta -recordó hoy en la capital leonesa- donde presentó el balance de la novena legislatura acompañado de los procuradores autonómicos Mar González Pereda y Antonio Silván, apostó por una transición «sincera y real» a través del Plan de Dinamización de la Comarcas Mineras» que desde su puesta en marcha en 2016 acumula 92 millone de inversión en las provincias de León y Palencia.

Autonomismo útil

De la Hoz defendió que el PP ejerce un «autonomismo útil» que contrapuso con la actitud del PSOE y llamó a Luis Tudanca «monigote del señor Puente y del señor Sánchez» después de reprocharle que se limitase a decir que no estaba de acuerdo con las palabras del alcalde de Valladolid cuando apostó por «quitar a unos para dar más a Valladolid» en lo tildó de defensa del desequilibrio territorial.

«¿Son los ciudadanos de León capaces de votar al PSOE donde mandan el señor Óscar Puente y el señor Sánchez?» cuestionó antes de afirmar que el compromiso del Partido Popular «no es con los terceros ni con separatistas sino servir de forma responsable a los ciudadanos de Castilla y León».