El batallón leonés de la UME trabaja en devolver a Orihuela a la normalidad tras la gota fría

Efectivos de la UME socorren a una mujer en medio de la inundación. /UME
Efectivos de la UME socorren a una mujer en medio de la inundación. / UME

Aunque el grueso de militares desplazados ya ha vuelto a León, fueron enviados cerca de cien efectivos para ayudar a la población

N. Barrio
N. BARRIOLeón

Intenso está siendo el inicio del teniente coronel José Alberto Barja Navarro en el mando del batallón leonés de la UME.

El BIEM V está desplazado en Orihuela (Alicante), donde han tenido que hacer frente al caos sembrado por la gota fría.

Aunque el grueso de militares desplazados ya ha vuelto a León, fueron enviados cerca de cien efectivos para ayudar a la población en lo que respecta al abastecimiento de alimentos, obras de ingeniería y demás intendencias.

Simultáneamente fueron desplegados 85 militares en la provincia de Ourense por los incendios vividos en la zona.

Y es que el Ministerio de Defensa ha aumentado en las últimas 24 horas en 200 el número de soldados que actúan entre la provincia de Alicante y la Región de Murcia para atajar los efectos de la gota fría, hasta totalizar unos 1.400 efectivos.

Estas cifras han sido aportadas este domingo por la ministra en funciones, Margarita Robles, en una visita a la base logística y al puesto de mando avanzado de la UME en Orihuela donde ha calificado la situación de «catástrofe enorme», acompañada por el president de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig.