El Ayuntamiento de León aplica un 'protocolo de choque' en la calle Ancha tras un año sin cumplir las recomendaciones

Operarios aplicando el producto. / Sandra Santos

Getting Aims, la empresa que proporcionó el producto, asegura a través de un informe que el repunte de las incidencias se debe a que «el pavimento está en un estado pésimo» y que desde el consistorio no han seguido el protocolo de actuación | El producto inicial recuperará efectividad con el actual tratamiento de choque

I. SANTOSLeón

Vuelven las labores de mantenimiento del tratamiento antideslizante en el suelo de la calle Ancha. Los operarios del Ayuntamiento de León se afanan desde primera hora de la mañana de este jueves para limpiar y mejorar el estado del pavimento de la principal arteria de la capital ante las últimas caídas causadas por los resbalones y la lluvia.

Ha transcurrido un año desde que se llevó a cabo el tratamiento y los leoneses comprobaban a diario que algunas de las baldosas de la calle Ancha parecían una pista de patinaje. Fue el pasado jueves 17 de enero cuando las nuevas caídas volvían a ocupar los medios locales y a poner en duda el tratamiento.

Getting Aims, la empresa que proporcionó el producto antideslizante, ha asegurado a través de su informe que el repunte de las incidencias se debe únicamente «al deficiente mantenimiento que se ha llevado a cabo tras la aplicación inicial».

La empresa, además, ha asegurado que se decidió retirar «la garantía de dos años que se contaba en la Calle Ancha de León» tras comprobar que no se estaban siguiendo los protocolos de actuación comprometidos en el catálogo.

Ahora, y con el fin de recuperar la efectividad del tratamiento inicial, la empresa Getting Aims ha planteado de acuerdo con el Ayuntamiento la aplicación de un tratamiento de choque que permitirá recuperar parte de la efectividad inicial del producto la cual se ha visto comprometida al no seguirse las pautas facilitadas por la propia empresa.

Falta de seguimiento

Los técnicos de la empresa que facilitó el tratamiento se han acercado a la capital leonesa para comprobar el estado del suelo elaborando un informe en el que ponen de manifiesto que no se ha llevado a cabo la limpieza acorde a los parámetros específicamente transmitidos, de concentración de producto y metodología a seguir.

Este motivo ha hecho que aunque el coeficiente de resistencia a la caída esté dentro de los parámetros legales, éste podría ser aún más alto si se hubiera implementado el protocolo de mantenimiento indicado.

Fue el pasado 15 de enero de 2018 cuando se llevó a cabo el tratamiento de la calle Ancha con un producto específico que haría el pavimento antideslizante durante un periodo de dosaños, siempre condicionado a mantener el mismo en unas óptimas condiciones de limpieza.

 

Fotos