https://static.leonoticias.com/www/menu/img/local-leon-desktop.jpg

La Audiencia desestima los recursos del leonés que mató a su compañero de piso y confirma los 15 años de prisión

El condenado por el crimen de su compañero de piso durante el juicio. /Campillo
El condenado por el crimen de su compañero de piso durante el juicio. / Campillo

El tribunal entiende que no hubo indefensión, rechaza que el ataque fuese como consecuencia de un brote psicótico y remarca que el acusado fue plenamente consciente de la indefensión de la víctima

A.C.
A.C. León

La Audiencia Provincial de León ha ratificado la condena de 15 años de prisión para el autor conocido como 'crimen de Mariano Andrés', el leonés que mató a su compañero de piso tras abandonar un club de alterne en la madrugada del 13 de agosto de 2017.

El auto, al que ha tenido acceso leonoticias, el tribunal desestima los recursos de la defensa y confirma la pena acordada entre el fiscal y la defensa después de que el acusado reconociese ser el autor material a pesar de alegar que no recordaba nada como consecuencia de un golpe que sufrió en la cabeza.

La Audiencia entiende que no cabe alegar vulneración del derecho a la tutela judicial efectiva ni indefensión en cuanto el jurado tuvo a disposición los elementos y pruebas necesarias para formular sus conclusiones sobre el estado mental del acusado y el grado de afectación de sus facultades en el momento de los hechos.

En este sentido, el tribunal además advierte que quedó objetivamente constatado que el ataque fue fruto de un brote psicótico potenciado por el efecto del alcohol y remarca que el acusado fue plenamente consciente de la indefensión de la víctima tras sufrir el primer golpe.

Por todo ello, rechaza las alegaciones formuladas por la defensa y confirma íntegramente la pena de los 15 años fruto de un acuerdo de conformidad que permitió rebajar en cinco años la pena solicitada por el Ministerio Fiscal para el acusado, que permanece ingresado en la prisión de Villahierro por estos hechos.

Celebración del juicio

Durante su declaración, el acusado, que residía en un piso de Alfaem Salud Mental León, reconoció haber sido el autor de las tres puñaladas que acabaron con la vida de su compañero. Si bien, en todo momento ha sostenido que no recuerda los hechos.

El motivo, la importante ingesta de alcohol así como el golpe que se dio en la cabeza tras sufrir un resbalón en los baños del club de alterne en el que estuvo en compañía de la víctima. «Esa noche me di un golpe muy fuerte en la cabeza. Tengo una gran cicatriz».

A partir de ahí, según reiteró, nada. «Después del golpe no recuerdo nada. Tengo esa noche muy borrosa», señaló el acusado, que sólo recuerda despertar en su domicilio y ser intervenido.

«Sé que está muerto. no me acuerdo cómo»

Posteriormente, continuó en su relato, los agentes realizaron una inspección en la vivienda, que se saldó con la intervención de tres cuchillos, uno de ellos con restos de sangre, tal y como certificó el informe forense.

Sin embargo y a pesar de no recordar nada de la noche, el acusado ha asegurado ser el autor del crimen de su compañero de piso tras visionar las imágenes de la cámara de seguridad de una carnicería situada en el lugar del crimen.

«No me acuerdo cómo le agredí ni si le agredí. Sé que está muerto y por las pruebas que hay... He visto las grabaciones y parece que soy yo», concluyó el acusado, que incidió a preguntas del magistrado que no recuerda nada de esa noche.

De esta forma, el acusado, que en las conclusiones previas negaba los hechos, aceptaba su autoría y una pena de 15 años de cárcel. Asimismo, la Fiscalía solicita el pago de una indemnización de 20.000 euros a los familiares del fallecido.