https://static.leonoticias.com/www/menu/img/local-leon-desktop.jpg

Abanca irrumpe con una OPA sobre Liberbank en plena negociación con Unicaja

El presidente de Abanca, Juan Carlos Escotet. /EFE
El presidente de Abanca, Juan Carlos Escotet. / EFE

Liberbank y la entidad malagueña insisten en su plan de integración, pero el banco gallego fija el 1 de marzo para recibir la respuesta a su oferta

José Vicente Astorga
JOSÉ VICENTE ASTORGA

Las negociaciones para la integración de Unicaja y Liberbank experimentaron ayer una gran sacudida con la irrupción en escena de Abanca. El anuncio de su OPA sobre el banco asturiano determinará el rumbo final que tome una operación de absorción que está en su fase final de análisis y con la vista puesta a partir precisamente de marzo para empezar a cerrar los primeros acuerdos formales. Abanca confirmó ayer a la CNMV su intención de llevar adelante una oferta pública de adquisición después de que 'Expansión' adelantara los contactos del banco que preside el venezolano Juan Carlos Escotet con accionistas de Liberbank.

El objetivo, del que el presidente aportó detalles en la carta enviada por la tarde al consejo de Liberbank, fija el 1 de marzo como fecha para que la entidad se pronuncie sobre la oferta y le permita el estudio exhaustivo de la situación de la entidad opada. La oferta plantea pagar 0,65 euros la acción –una prima del 40% respecto al precio previo a conocerse la OPA– hasta un máximo del 75% del capital, aunque ofrece también la posibilidad de canjear participaciones de Liberbank por acciones de Abanca. En este caso, el capital susceptible de canje oscilaría entre el 25% y el 45%. El grupo gallego aclara que esta fórmula permitiría que todos los accionistas de Liberbank «pudieran recibir el precio de la oferta íntegramente en efectivo y, simultáneamente, que sus accionistas históricos», como las fundaciones de las cajas, «permanezcan en el capital con representación en los órganos de gobierno de Abanca».

Gran oportunidad

La entidad presidida por Escotet considera que la OPA representa una «gran oportunidad que pondría en valor a Liberbank y además se compromete a fomentar la obra social en territorios donde la entidad tiene arraigo: zona norte, Extremadura y Castilla La Mancha». Los principales accionistas de Liberbank junto al fondo Oceanwood son las tres fundaciones con mayoría en Liberbank herederas de las cajas fundadoras (CajAstur, Caja Cantabria y Caja Extremadura). El núcleo duro de accionistas privados son el fondo Oceanwood (16,7%), el empresario mexicano Ernesto Tinajero (7,4%)), la Corporación Masaveu (5,5%) y Norges Bank (3,6%). Este gestor del fondo soberano de Noruega tomó recientemente una participación de ese mismo nivel en Unicaja Banco.

De prosperar la operación planteada por Abanca conllevaría la exclusión de cotización de Liberbank durante el periodo de integración de ambas entidades, tras el que se iniciaría la admisión a cotización de la entidad resultante «en el momento en el que lo aconsejen las condiciones de mercado», según la información comunicada a sus accionistas. Las acciones de Liberbank, cuya cotización fue suspendida entre las 9 y las 11.20 de la mañana y cerraban con un alza del 20 por ciento al cierre. Unicaja Banco, por contra, retrocedió el 4,20 %.

Liberbank, comunicaba por la mañana a la CNMV que no había recibido «hasta la fecha ninguna oferta concreta que se corresponda con el contenido de las noticias publicadas ni está en conversaciones para llevar a cabo ninguna operación estratégica distinta de la comunicada en el hecho relevante de fecha 12 de diciembre 2018, en la que, a este fecha, continúa trabajando». Sin embargo, el avance de la negociación con Unicaja se topaba por la tarde con la carta en la que Abanca daba detalles a los accionistas de Liberbank de sus planes y de sus plazos para avanzar en su propuesta cuyo éxito desactivaría la absorción por el banco malagueño.

Desde Unicaja, se limitaron a insistir en el calendario previsto para completar el proceso de análisis de viabilidad de la operación de integración de Liberbank y en concreto el procedimiento de 'due diligence' a partir de los datos de ambas entidades sobre el último ejercicio. De hecho, a partir de marzo se esperaba elevar a las respectivas juntas de accionistas las primeras propuestas de los consejos de un proyecto que cuenta con el beneplácito del BCE y del que habría e resultar la sexta entidad del país por activos, liderazgo en cinco comunidades y un 4% de la cuota de mercado nacional.

Un banco con apetito comprador que aspira al control de su vecino del norte

Con 650 oficinas en España, además de representación en Francia, Reino Unido, Alemania, Suiza, Portugal, México, Venezuela, Panamá, Brasil y Estados Unidos (donde el año pasado logró ficha bancaria, el banco nació del rescate de Caixa Galicia y Caixanova- La operación llegaba después de más de 9.000 millones de ayudas públicas y supuso pérdidas para el Estado superiores a 8.000, pues Escotet se hizo en 2013 con él en subasta pública por apenas 1.000 millones. Los resultados de la compra de la tercera reestructuración más costosa de la banca española lo han situado como octavo banco, con 51.000 millones en activos. La compra de la filial portuguesa del Deutsche Bank y a finales de año de la filial española de Caixa Geral de Depósitos dieron un gran impulso a la entidad. Aportarán 151 oficinas y un volumen de negocio de 13.500 millones. Abanca, que el pasado año declaró unos beneficios de 430 millones, es un banco con demostrado apetito comprador. No es la primera vez que se fija en Liberbank, la referencia competidora en la cercana Asturias, (sólo tiene 12 oficinas allí) pero nunca había llegado a una apuesta con precios y plazos como la que empieza a conocerse en la OPAanunciada y dirigida a los principales accionistas antes que a los ejecutivos del banco asturiano y sin referencia alguna a Unicaja Banco, el principal actor en liza de la absorción. Los 1.300 millones que Abanca pone sobre la mesa son una apuesta con fecha de cadudidad. El 1 de marzo, como máximo, habrá respuesta. En caso afirnativo la mayoría del capital social de Liberbank a la que se ofrece pago en metálico es la del 75%». La toma de control se concretaría en tres meses, según la entidad gallega, tras el inicio del proceso de revisión de libros del banco que comenzaría el mes de marzo.