La Variante tendrá que esperar

La Variante tendrá que esperar

El Principado se resigna a pedir que la variante de Pajares abra en 2017 | «A estas alturas es lo realista», se asegura mientras se urgen a una reunión con la ministra

RAMÓN MUÑIZ

La Variante tendrá que esperar. Y la situación no admite mejora alguna en este momento. La empresa que tiene que montar las vías del lado asturiano hace meses que renunció a ello. A la que debía instalar el sistema antiincendios se le ha suspendido el contrato cuando no llevaba más que el 11% de la faena lista. Y el deslizamiento de la ladera de Campomanes no quedará resuelto antes de diciembre.

A estas alturas del guión, las cosas pintan mal en la variante de Pajares, obra que ha consumido una inversión superior a los 3.000 millones sin que los técnicos se atrevan a ponerle fecha de apertura oficial.

«Los trenes circularán por la variante de Pajares a finales de 2017 como muy pronto», se ha asegurado por parte de los geólogos asturianos. «A la altura del año en la que estamos, y dada la situación de las obras, me parece legítimo reivindicar que esté terminada en 2017», enunció la consejera de Infraestructuras del Principado, Belén Fernández. «A estas alturas es lo realista», coincidió Gaspar Llamazares, portavoz de IU.

El diputado asturiano planteó una pregunta en el parlamento autonómico que sirvió de rampa de salida para que Fernández repartiera reproches -y hemeroteca- entre las filas populares. «La ministra Pastor prometió en 2012 que se acabaría en 2014, luego el presidente Rajoy dijo lo mismo en el Senado. Al año siguiente la presidenta del PP asturiano presentó los presupuestos generales, dijo que cumplían, y que se abriría en 2015, y aquí estamos, a mediados de 2016, y sobre su finalización nada se sabe», asestó.

La historia interminable

Fernández expuso que en la pasada legislatura su equipo había mantenido doce reuniones con los directivos del Ministerio de Fomento, y que días atrás solicitó una reunión urgente con la titular en funciones del departamento, Ana Pastor.

«Espero que me responda pronto a la petición, que nos den explicaciones claras. Pero a estas alturas, lo mejor que le puede pasar a la variante es que las cosas cambien a partir del 26 de junio y haya un Gobierno de cambio», aseveró la consejera. Llamazares la conminó a evitar que «esta obra de titanes se convierta en una historia interminable».