Trabajadores de Embutidos Rodríguez rechazan el acuerdo con UGT y legitiman la negociación de CCOO

Planta de Embutidos Rodríguez. /
Planta de Embutidos Rodríguez.

Un centenar de trabajadores exigen que continúe el proceso negociador de CCOO que incluya la regularización de las condiciones laborales y la incorporación de los 11 despedidos

Leonoticias
LEONOTICIAS León

No hay paz en el seno de Embutidos Rodríguez. El Centro Cultural de La Bañeza ha sido el escenario elegido por CCOO para celebrar este sábado una reunión con los trabajadores que ha reunido a un centenar de falsos autonómicos.

Ángel Manuel Santos, secretario general de CCOO Industria de León y Juan Manuel Ramos, secretario de política sindical de CCOO Industria de Castilla y León, han sido los encargados de conducir una asamblea en la que se ha abordado el proceso negociador con la cárnica.

Un proceso que arrancó tras la huelga del 16 de enero y en el que, tras nueve reuniones, Embutidos Rodríguez invitaba sentarse a UGT, con el que cerraba un acuerdo «sin atener las reivindicaciones de los trabajadores ni de los once despedidos».

Acuerdo que, según señalan a través de un comunicado, no cogió por sorpresa a CCOO, que acusa a UGT de entrar «como elefante en cacharrería».

Una reunión que ha culminado con la firma de un documento por parte de los participantes que se han comprometido a hacer partícipes al resto de compañeros y compañeras que no han podido asistir.

Según informa el sindicato, trabajadores y CCOO rechazan de «forma contundente» la propuesta entre UGT y la empresa dadas las nulas garantías de cumplimiento y el negado, pero a su vez imprescindible aval jurídico que de absoluta tranquilidad y certeza al proceso de regularización.

Negociaciones

Asimismo, legitiman a CCOO como agente negociador a título principal, siendo el sindicato el instructor del inicio del proceso de regularización, para que continúe con las actividades de información y consulta, negociación y, si fuese preciso, de la movilización «en el horizonte de alcanzar nuestros objetivos reales, con luz y taquígrafos y no los ficticios desde la oscuridad y turbias formas, perpetradas por UGT y Embutidos Rodríguez».

En este sentido, instan a la cárnica a reconsiderar la posición «tan fea y poco elegante» que ha tenido hasta ahora, a retomar una negociación seria con el sindicato, que atiende las reivindicaciones planteadas inicialmente.

«Desde CCOO arremetemos contra el cúmulo de despropósitos gestados por UGT, en el conflicto de Embutidos Rodríguez y lo hacemos, por la arrogante actitud de haberse prestado a la connivencia con la empresa y facilitarle una no creíble ni avalada solución, máxime cuando la iniciativa para la mejora de las condiciones laborales de las personas trabajadoras de la mercantil, ha sido puesta en marcha por nuestro sindicato, puesto que está enmarcada en una campaña contra el fraude y la explotación laboral en el sector de la industria cárnica, que dicho sea de paso, UGT desdeño para dar cobertura a otros intereses distintos a los que nos ocupan».