UGT alerta de las graves incidencias del trasvase de remolacha de la planta de La Bañeza a Olmedo

Representantes de UGT en la planta de La Bañeza. /
Representantes de UGT en la planta de La Bañeza.

Los responsables sindicales muestran su apoyo a los trabajadores de la planta leonesa y a los agricoltores leoneses ante el desvío de 60.000 toneladas

LEONOTICIAS

El trasvase de remolacha de la fábrica de La Bañeza a la cooperativa ACOR de Olmedo (Valladolid) y su repercusión en las comarcas productoras, centraron la visita de este viernes de cargos de Fica-UGT nacionales, autonómicos y provinciales, que se desplazaron hasta la fábrica bañezana de Azucarera para escenificar el apoyo del sindicato a los trabajadores.

Los representantes sindicales escucharon la preocupación existente en la planta por las consecuencias que pueden tener la pérdida de 60.000 toneladas de raíz derivadas a la cooperativa vallisoletana. El representante nacional abogó por «cuidar y defender todos juntos una industria puntera que genera empleo directo, estable y de calidad, además del indirecto» en las poblaciones donde el cultivo de remolacha sigue teniendo el apelativo de social, al ser básico en las economías locales. «Es fundamental defender el sector y mantener los equilibrios» de entrega de la materia prima del azúcar «para no arrepentirnos dentro de unos años» del daño a «los trabajadores, la industria, el medio rural, o a los sectores del transporte y la logística».

La situación creada después del anuncio por parte del sindicato UGAL-UPA del trasvase de remolacha a la cooperativa de Olmedo, es «inviable» para ACOR, según el representante de UGT en el comité de empresa de Azucarera La Bañeza, Francisco Fernández, «porque a los agricultores leoneses tendrá que pagarles el transporte» a la planta que se encuentra a cerca de 200 kilómetros. Pero el nuevo escenario también es perjudicial para los remolacheros de León, «porque cuando ACOR haya recibido las 180.000 toneladas que le corresponden, de los primeros que prescindirá será de los leoneses».

Hasta las instalaciones de Azucarera se desplazaron el secretario general de UGT-FICA Castilla y León, Miguel Ángel Gutiérrez Fierro; el secretario de Administración de FICA-UGT nacional, Jesús García Zamora; el secretario provincial de UGT León, Enrique Reguero; y el secretario general de FICA Intercomarcal, Francisco Romero; a quienes acompañaron el secretario general de FICA-UGT provincial, y miembro del comité de empresa, Francisco Fernández.

El secretario general de UGT-FICA Castilla y León, Miguel Ángel Gutiérrez Fierro, hizo un llamamiento para evitar «las luchas internas porque el enemigo está en Europa, en Francia y Alemania», principalmente, «y ahí es donde tenemos que estar todos unidos para defender el fomento del cultivo sector».

Deterioro económico

El secretario provincial de UGT León, Enrique Reguero, puso el acento en que «el deterioro económico de la provincia» es una realidad que no permite destruir riqueza, sino «mantener la que tenemos». Reguero indicó que lo que se debería estar defendiendo es el incremento de la superficie cultivada para que «aumente la duración de las campañas» de la que se pueda beneficiar el empleo de la zona. En parecidos términos se expresaba el secretario general de FICA Intercomarcal de León, Francisco Romero, para quien la «defensa de los puestos de trabajo de la Azucarera, es la máxima preocupación de UGT León».

La visita de los representantes sindicales se produce cuando la Azucarera de La Bañeza recibe la remolacha del segundo periodo de la campaña, en cuyo arranque la compañía ha destinado 800.000 euros, ha puesto de relieve Francisco Fernández, contestando a las críticas vertidas por el sindicato UCCL, que a través de un comunicado indicó como «varapalo importante» la aplicación por parte de Azucarera de descuentos de hasta el 61% a los agricultores. Francisco Fernández explicó que esa penalización «afecta al viaje de un agricultor en cuya carga había muchas piedras», pero es un remolachero cuya media de descuento es del 11 por ciento, «con lo cual Azucarera tendrá en cuenta esa situación excepcional».

Fernández recordó que la apertura de la fábrica para molturar remolacha «siempre se produce con el acuerdo entre las organizaciones agrarias con representación en la mesa, COAG, UPA y ASAJA», de cuyo contenido Azucarera «informa puntualmente a UCCL que no forma parte» de ese órgano dedicado a establecer las condiciones de cada periodo de recogida de remolacha.

Contenido Patrocinado

Fotos