Trimble lleva a los tribunales el Acuerdo de Salida de la UE por quebrar el de Viernes Santo

Políticos conservadores tras reunirse ayer con May en Londres para renegociar el 'brexit'./AFP
Políticos conservadores tras reunirse ayer con May en Londres para renegociar el 'brexit'. / AFP

El Nobel de la Paz cree que la salvaguarda irlandesa es incompatible con el principio de consenso del histórico pacto firmado en 1998

IÑIGO GURRUCHAGACorresponsal. Londres

David Trimble, el líder unionista probritánico que firmó el Acuerdo de Viernes Santo y recibió el Premio Nobel de la Paz junto al católico proirlandés John Hume, llevará a los tribunales el Acuerdo de Salida de la UE pactado por Bruselas y Londres, porque, según él, incumple los principios de aquel entendimiento sobre el proceso de paz y las nuevas instituciones, alcanzado en Belfast en 1998.

David Trimble quiere que los jueces analicen la legalidad constitucional del 'backstop', una salvaguarda defendida por el Consejo Europeo y por el Gobierno de Dublín, y ahora abandonada por Theresa May, para evitar que, si no se alcanza un acuerdo sobre la relación futura entre Reino Unido y la UE antes de que terminen los dos años de la transición, entren por la frontera de Irlanda bienes no regulados en el mercado común.

Ese mecanismo estipula la permanencia del conjunto de Reino Unido en una unión aduanera y que en Irlanda del Norte se apliquen además normas del mercado comunitario, hasta que un acuerdo sobre la relación futura lo haga innecesario. Esa quiebra en la unidad del mercado británico durante un tiempo cuyo final depende del visto bueno de Bruselas motiva el rechazo del Parlamento de Londres al Acuerdo de Salida.

LA CLAVE

El origen de la polémica.
Trimble quiere que los jueces analicen la legalidaddel 'backstop', defendidopor la UE y Dublín.

Trimble, que se sienta en los escaños conservadores en la Cámara de los Lores, no explica en su comunicado de prensa el argumento legal que apoya su demanda, que se basará sin duda en el argumento expuesto hace unos días por Paul Bew, un reconocido historiador norirlandés que fue nombrado lord por su contribución al proceso de paz y se sienta en la Cámara alta de Westminster en los escaños de los independientes.

Bew era un joven izquierdista cuando participó en la marcha por la igualdad de derechos civiles atacada en Burntollet, en enero de 1969, por seguidores de Ian Paisley. Fue uno de los graves incidentes que desencadenaron el conflicto norirlandés. Fue luego miembro del Workers Party (Partido de los Trabajadores), nacido de la deriva marxistizante del IRA, que los 'provisonales' abandonaron para iniciar su campaña de violencia.

Tratado internacional

Ambos profesores en la Universidad Queen's de Belfast, emprendieron una colaboración en los albores del proceso de paz. El jurista Trimble lideraba el Partido Unionista del Ulster, entonces la principal fuerza en la provincia. Excamaradas de Bew ocupaban ministerios en el Gobierno de coalición en Dublín en las filas del Partido Laborista Irlandés. Relaciones personales cimentaron la confianza.

El argumento de Paul Bew es que el Acuerdo de Viernes Santo se basa en una colaboración permanente de las dos comunidades norirlandesas en las instituciones, basada en consensos, y que junto a aquel Acuerdo los gobiernos británico e irlandés firmaron un tratado internacional en el que se comprometen 'a mantener con solemnidad' ese principio.

Trimble votó por el 'brexit' y Bew por la permanencia, pero están de acuerdo en que el Acuerdo de Salida impone instituciones y reglas quebrando el acuerdo de paz y el pacto solemne entre Dublín y Londres. Bew reconoce que el 'Brexit' es también una imposición de una parte, pero reclama al primer ministro irlandés, Leo Varadkar, pragmatismo de estadista para no poner en peligro la estabilidad en el norte de la isla.

 

Fotos