El Parlamento añade otro obstáculo al 'brexit' sin acuerdo

El activista anti 'brexit' Steve Bray (dcha) increpa al diputado conservador Jacob Rees-Mogg. / Foto: EFE / Vïdeo: Europa Press

El Gobierno sabe que habrá problemas graves de suministro de medicamentos en caso de marcha abrupta

IÑIGO GURRUCHAGALondres

La Cámara de los Comunes del Parlamento británico aprobó en la noche de este miércoles por un voto, 313-312, un proyecto de ley que obligaría a la primera ministra a pedir a la Unión Europea un aplazamiento del 'brexit' la próxima semana. La tramitación corre paralela a la negociación entre Theresa May y Jeremy Corbyn sobre un plan conjunto que justifique también la solicitud de una prórroga.

El proyecto de ley es muy breve- un artículo y siete cláusulas, más los aspectos administrativos- y no especifica la extensión de la prórroga, que se decidiría en un nuevo debate. La primera ministra estaría obligada a solicitar la extensión por el tiempo acordado por los Comunes y presentar una moción a su regreso de Bruselas con la prórroga pactada con la UE.

El proyecto de ley ha sido criticado por abogados que comparten sus ambiciones por su deficiente redacción. Según Jo Maugham, que ha tenido un papel destacado en pleitos legales en torno al 'brexit', no especifica cuándo May tendría que solicitar la extensión ni qué ocurriría en caso de que la UE establezca condiciones a una prórroga, por ejemplo.

Los 'brexiters' denunciaron un atropello constitucional en la reiteración de un grupo de diputados imponiendo al Gobierno la agenda de la Cámara y en la tramitación completa del proyecto de ley en los Comunes en una jornada. Pasará ahora a la de los Lores, donde hay mayoría en favor de la permanencia en la UE, y recibiría el asentimiento de la monarca el lunes. May sería forzada por esta ley el martes a pedir la prórroga en la cumbre europea del miércoles.

Ruptura

Pero la primera ministra ya anunció este martes su disposición a pedir a la UE una prórroga, en su invitación al líder de la oposición, Jeremy Corbyn, a un diálogo para consensuar una salida ordenada de la UE. Las discusiones técnicas continuarán hoy entre sus asesores. Ambas partes manifestaron tras su primer encuentro que el diálogo fue constructivo, pero el laborista enfrió más tarde el tono afirmando que May «no se ha movido tanto como yo creía».

La aprobación del proyecto de ley por los Comunes y las negociaciones entre Gobierno y oposición han coincidido con la revelación, por la BBC y The Guardian, de que el Ministerio de Sanidad sabe que pueden producirse problemas de suministro en algunos medicamentos esenciales para pacientes de cáncer, epilepsia, trastorno bipolar y otros males, pero lo oculta con contratos de confidencialidad firmados con los suministradores y los médicos consultados.

La estrategia de prevención de escasez de medicamentos importados en caso de una salida abrupta contempla que las farmacias provean a los pacientes productos alternativos sin consultar con los médicos. En estas circunstancias, May o el ministro de Sanidad, Matt Hancock, se han expresado en favor de una salida ordenada que evitaría tales trastornos, mientras otros ministros y numerosos diputados insisten en el 'brexit' súbito; en la 'ruptura limpia', según la descripción del diputado 'tory', Julian Lewis.