El exdirector del FBI relata cómo Trump le exigió «lealtad» y pedidos «muy perturbadores»

James Comey. /Reuters
James Comey. / Reuters

El presidente de EE UU pidió a James Comey que frenara la investigación sobre el exasesor de seguridad, Michael Flynn

COLPISA / AGENCIASMadrid

James Comey, exdirector del FBI, ha definido este jueves como "muy perturbadores" los pedidos del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a raíz de la investigación sobre la intromisión de Rusia en las elecciones presidenciales del año pasado, pero admitiendo que el inquilino de la Casa Blanca nunca pidió que se detuviera ese proceso.

Más información

Comey además ha apuntado que no es su papel indicar si Trump incurrió en el delito de obstrucción de justicia. "No pienso que deba decir si las conversaciones que tuve con el presidente fueron obstrucción de justicia. Fue una cosa muy perturbadora, desconcertante", ha dicho ante el Comité de Inteligencia del Senado.

Eso sí, Comey ha afirmado que el Gobierno de EE UU dijo "simple y llanamente mentiras" en relación con su despido, efectuado el pasado 9 de mayo de manera fulminante. El exdirector del FBI ha dejado en manos de Robert Mueller, fiscal especial designado para indagar en la injerencia electoral rusa, determinar si Trump incurrió en alguna falta al pedirle que "dejara pasar" sus pesquisas sobre Flynn.

En las horas previas, Comey ya había confirmado en un avance de su declaración que Trump sí le pidió que frenara la investigación sobre el exasesor de seguridad, Michael Flynn, y que le reclamó "lealtad" ante este tema. "Necesito lealtad, espero lealtad", le habría exigido el presidente yanqui según la declaración del exjefe del FBI.

Comey ha aprovechado su intervención para hablar de una reunión que tuvo con Trump el 27 de enero, una semana después de que éste asumiera la Presidencia, según consta en la web de la Comisión de la Cámara Alta. Comey ha afirmado que, en ese encuentro, Trump le preguntó si quería seguir como director del FBI y que como consecuencia se preocupó ante la posibilidad de que el mandatario estuviera tratando de crear "algún tipo de relación de fidelidad".

"Entendí que el presidente me estaba pidiendo que archivara cualquier investigación de Flynn con relación a las falsas declaraciones sobre sus conversaciones con el embajador de Rusia en diciembre", ha explicado Comey. "Lo que no entendí fue que el presidente estuviera hablando de toda la investigación sobre Rusia o sobre posibles vínculos con su campaña", ha agregado antes de matizar que, no obstante, quedó preocupado "dado el papel del FBI como una agencia de investigación independiente".

A solas con el presidente

Asimismo, ha señalado que ni él ni sus asesores decidieron informar de esta conversación al departamento de Justicia. "Tras abordar la cuestión, decidimos mantenerlo entre nosotros y ver qué haríamos a medida que avanzaba la investigación", ha agregado Comey.

El día después de la presunta reunión entre Trump y Comey, éste le advirtió al fiscal general, Jeff Sessions, de que no quería "volver a estar a solas" con el presidente. Así lo confirmaron varias fuentes de seguridad del actual y del anterior Gobierno al diario 'The New York Times', si bien esto no ha sido incluido en su declaración. Comey consideró entonces que Sessions debía proteger al FBI de cualquier tipo de influencia procedente de la Casa Blanca.

Comey podría ser investigado por filtración a la prensa

El abogado del presidente estadounidense Donald Trump, Mark Kasowitz, sugirió este jueves que el exdirector del FBI James Comey podría ser investigado por filtrar a la prensa un memorando interno sobre una conversación en la Casa Blanca. "Dejaremos a las autoridades competentes determinar si estas filtraciones deben ser investigadas junto a todas la otras que ya están siendo objeto de investigación", expresó Kasowitz en una nota divulgada a la prensa.

Tras una reunión celebrada en febrero, Comey separó al fiscal general para manifestarle que los encuentros privados entre el director del FBI y el presidente eran "inapropiadas", si bien Sessions no pudo garantizar que el mandatario no tratara de comunicarse con el director del FBI.

«Le deseo suerte»

De cara a las declaraciones de Comey, el propio presidente le deseó fortuna durante un encuentro en la víspera con varios líderes del Congreso. Tras preguntarle si tenía algún mensaje para Comey, Trump ha hecho ese único y breve comentario: "Le deseo suerte".

Trump reconoció que había hablado en varias ocasiones con Comey sobre las pesquisas relativas a Rusia y un supuesto informe elaborado por el exdirector de la agencia de seguridad aludía a posibles presiones para absolver a Flynn, según informaron varios medios de comunicación.

El antiguo responsable del FBI, nombrado por el expresidente Barack Obama, se ha centrado en hablar de las interacciones mantenidas con Trump en los meses previos a su cese. Una fuente citada por CNN incluso había adelantado que Comey estaba deseoso de "cooperar" con los investigadores.