El exembajador norcoreano en España sigue vivo y bajo custodia

Kim Jong-un y Donald Trump, el pasado mes de febrero en la cumbre de Hanoi./Reuters
Kim Jong-un y Donald Trump, el pasado mes de febrero en la cumbre de Hanoi. / Reuters

Corea del Sur insta al Gobierno de Pionyang que informe sobre las posibles purgas contra funcionarios debido al fracaso de la cumbre de Hanói entre Kim Jong-un y Donald Trump supuestas

AGENCIAS

Kim Hyok-chol, exembajador de Corea del Norte en España, sigue vivo y bajo custodia a pesar de que el diario surcoreano 'Chosun Ilbo' informara la semana pasada de que fue ejecutado por el fracaso de la cumbre con el presidente estadounidense, Donald Trump, en Hanói, según han informado fuentes próximas al caso a la cadena CNN. Kim Hyok-chok está siendo investigado por su papel en la fallida cumbre celebrada entre Trump y el líder norcoreano, Kim Jong-un, en febrero.

Por su parte, la funcionaria Kim Song-hye, quien trabajaba en las negociaciones entre ambos países, también se encuentra bajo custodia y está siendo investigado, según han precisado las fuentes a la cadena estadounidense.

El pasado viernes el diario surcoreano informó de que el líder norcoreano había llevado a cabo una purga contra los presuntos «responsables» del fracaso de la cumbre entre los líderes, algo que comenzó a cuestionarse después de que el antiguo jefe del equipo nuclear de Corea del Norte, Kim Yong-chol, fuera visto junto al líder norcoreano.

La agencia de noticias estatal KCNA subrayó que Kim no sólo estaba vivo sino que seguía formando parte de la estructura de poder de Corea del Norte.

En este sentido, el ministro de Unificación surcoreano, Kim Yeon-chul, instó este martes a informar con cuidado sobre la posibilidad de que Corea del Norte esté purgando a oficiales del régimen debido al fracaso de la cumbre de Hanói. Kim respondió de esta manera durante una comparecencia en el Club de Corresponsales extranjeros de Seúl al ser preguntado por la citada información que publicó el pasado viernes el diario 'Chosun Ilbo', según la cual varios funcionarios habían sido ejecutados y otros castigados por el fiasco de la cumbre de febrero entre Washington y Pionyang.

«Ahora mismo no tenemos ninguna información del servicio de inteligencia que compartir sobre este tema, pero debo decir que debemos ser más cuidadosos con las coberturas informativas de este estilo», recomendó Kim Yeon-chul.

Desnuclearización

Por otra parte, el titular de Unificación surcoreano subrayó hoy que la máxima prioridad reside en lograr que Corea del Norte y Estados Unidos retomen el diálogo sobre desnuclearización.

Las negociaciones están paradas desde Hanói, donde Pionyang abogó por una desnuclearización gradual acompañada del progresivo levantamiento de sanciones, mientras que Washington dijo que no relajaría sanción alguna hasta que el régimen no hubiera eliminado sus programas nuclear, de misiles y de armas químicas y biológicas.

A su vez, Kim Yeon-chul admitió que la cooperación entre las dos Coreas ha «decrecido» desde la infructuosa reunión de febrero. «Lo más importante es que EE UU y Corea del Norte reanuden las negociaciones y a partir de ahí podremos retomar la relación intercoreana», aseguró el ministro, en el cargo desde abril.

Más información