Colombia se une para condenar el terrorismo

Una niña saluda a integrantes de la Policía de Colombia en la manifestación que se celebró en Medellín./LUIS EDUARDO NORIEGA (EFE)
Una niña saluda a integrantes de la Policía de Colombia en la manifestación que se celebró en Medellín. / LUIS EDUARDO NORIEGA (EFE)

Manifestaciones en varias ciudades del país expresan la repulsa por el atentado que mató el jueves a 20 cadetes de la policía en Bogotá

N. AURRECOECHEA

Miles de personas se unieron este domingo en Colombia en repulsa contra el terrorismo, en un gran movimiento de rechazo al atentado con coche bomba que el pasado jueves acababa con la vida de 20 jóvenes cadetes de una academia policial en Bogotá y al conductor del vehículo que estalló dentro del recinto. El ataque, atribuido por las autoridades a la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN), reventó los esfuerzos por reanimar el diálogo de paz que se había iniciado en Cuba en 2017.

La protesta fue concurrida en varios puntos del país y reunió a manifestantes emocionados, vestidos de blanco, que agitaban banderas de Colombia en torno a consignas como «asesinos cobardes» o «la vida es sagrada». Varios de los participantes se acercaron espontáneamente a los policías presentes en las marchas para abrazarlos o expresarles su agradecimiento, un gesto que era respondido con lágrimas por algunos uniformados.

El epicentro de la movilización tuvo lugar en la capital, donde la tragedia logró que los expresidentes Juan Manuel Santos, Álvaro Uribe y Andrés Pastrana dejaran de lado sus diferencias para unirse en la protesta. «Tenemos el corazón arrugado, pero también tenemos el deseo de honrar a estos héroes y honrar su memoria significa rechazar la violencia, rechazar el terrorismo y unirnos como país», declaró el actual mandatario, Iván Duque.

Redoblar la persecución

Última guerrilla reconocida en Colombia, el ELN aún no se ha pronunciado sobre las acusaciones del Gobierno y la Fiscalía que le adjudican el atentado contra la principal escuela de formación de policías en el país. Aun así, Duque decidió el viernes reactivar las órdenes de captura contra los negociadores del grupo rebelde en La Habana y anunció que redoblará la persecución contra lo que describió como una «máquina criminal de secuestros y atentados».El mandatario, que tras el ataque decidió cancelar los esfuerzos de diálogo que en 2017 había iniciado Santos, también invocó apoyo para «doblegar esta amenaza». «Hoy Colombia les dice ya basta, ya no más ELN, ya no más terrorismo. Colombia está unida para derrotar esta criminalidad», añadió.

Más información

 

Fotos