Una observadora cifra en hasta 2,5 millones los votos «manipulados» del referéndum turco

Una mujer vota en el referéndum./
Una mujer vota en el referéndum.

Alev Korun critica que la Comisión Superior Electoral decidiera aceptar votos no sellados, contraviniendo "la legislación" vigente

REUTERS / EPVIENA

Alev Korun, una observadora austriaca que forma parte de la misión desplegada por el Consejo de Europa en el referéndum sobre la reforma constitucional en Turquía, ha alertado este martes de que hasta 2,5 millones de votos podrían haber sido "manipulados" en la consulta celebrada el domingo.

Más información

En declaraciones a la cadena de radio austriaca ORF, Korun ha recordado que "la legislación solo permite los votos en sobres oficiales, sin embargo, la mayor autoridad electoral decidió en contra de la legislación que los sobres sin el sello oficial deberían ser aceptados".

La misión de observación desplegada por el Consejo de Europa y por la OSCE ha concluido en su informe sobre la consulta del domingo que el referéndum no cumplió con los estándares internacionales y que no siguió los criterios propios de un proceso "genuinamente democrático".

La OTAN evita pronunciarse

La OTAN ha evitado pronunciarse sobre el referéndum y se ha limitado a señalar que "es un asunto de la población turca". El secretario general de la Alianza Atlántica, Jens Stoltenberg, ya dejó claro antes del referéndum que "compete a cada aliado decidir, en procesos democráticos, qué tipo de sistema presidencialista o parlamentario quiere, mientras se haga de forma democrática" y avanzó que "respetaría" el resultado.

Sí que instó no obstante a "todos los aliados a mostrar respeto muto, actuar tranquilos y tener una respuesta medida" tras la crisis diplomática entre Turquía y Países Bajos por el veto a la participación de ministros turcos a actos en el país para hacer campaña a favor del referéndum.

Vídeos con irregularidades

Korun ha denunciado, además, que la Policía impidió en la localidad de Diyarbakir, con mayoría de población kurda, que dos observadores de su misión pudieran acceder a los centros electorales. Asimismo, ha asegurado que en las redes sociales se pueden ver vídeos en los que aparecen personas votando varias veces, aunque todavía no se ha demostrado la veracidad de estas imágenes. "Estas quejas deben ser tomadas muy en serio y, en cualquier caso, son de una extensión que podrían dar la vuelta al resultado de la votación", ha considerado la observadora austriaca.

La formación prokurda Partido Democrático del Pueblo ha informado de que ha presentado quejas por votos no sellados de un total de tres millones de electores, lo que supone más del doble del margen de diferencia por el que se ha impuesto el 'sí' a las reformas de la Carta Magna impulsadas por el presidente del país, Recep Tayyip Erdogan. El mandatario, sin embargo, ha rechazado las críticas al referéndum y ha reivindicado su victoria en las urnas.

La oposición pide anular el resultado

El principal partido de oposición en Turquía, el socialdemócrata CHP, tiene previsto presentar este martes ante el Alto Consejo Electoral (YSK) una petición de anulación del referéndum.

Antes incluso de que se oficializara la ajustada victoria del sí, los dos principales partidos de oposición, el CHP y el prokurdo Partido Democrático de los Pueblos (HDP), denunciaron "manipulaciones" durante la votación y criticaron la decisión del YSK de considerar válidos los votos que no llevaban el sello oficial de las autoridades electorales, una medida que califican de maniobra para posibilitar los fraudes.

Mientras tanto, la Comisión Europea ha llamado este martes a realizar una "investigación transparente" sobre los resultados. "Llamamos a todos los actores a hacer prueba de contención y a las autoridades a lanzar una investigación transparente sobre estas presuntas irregularidades constatadas por los observadores", indicó en rueda de prensa el portavoz del ejecutivo comunitario, Margaritis Schinas.