Los observadores concluyen que el referéndum turco «no cumplió los estándares»

Recuento de votos en Estambul./
Recuento de votos en Estambul.

La directora del equipo de la OSCE señala que "los dos bandos de la campaña no gozaron de las mismas oportunidades"

AGENCIASmadrid

El jefe de la delegación de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, Cezar Florin Preda, ha asegurado que el referéndum sobre la reforma constitucional en Turquía celebrado el domingo "no cumplió los estándares" del Consejo de Europa y que el "marco legal" con el que se desarrolló la consulta no era el adecuado para "un proceso genuinamente democrático".

Más información

"En general, el referéndum no cumplió los estándares del Consejo de Europa", ha asegurado el jefe de la misión de observadores, en un comunicado hecho público este lunes por la Organización para la Cooperación y la Seguridad en Europa (OSCE). "El marco legal era inadecuado para celebrar un proceso genuinamente democrático", ha añadido.

El jefe de la delegación de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europea ha asegurado que durante la jornada electoral "no hubo grandes problemas", "salvo en algunas regiones", pero ha lamentado "la ausencia de observadores de la sociedad civil en los centros electorales".

Por su parte, la jefa de la misión de observación de la OSCE en el referéndum, Tana de Zulueta, ha considerado que la consulta se ha desarrollado en "ambiente político en el que las libertades fundamentales esenciales para un proceso genuinamente democrático estaban limitadas por el estado de emergencia y en el que los dos bandos "no tenían las mismas oportunidades para exponer su visión ante los electores".

EE UU «toma nota» de las críticas mientras Ankara las rechaza

El Departamento de Estado estadounidense ha informado de que "toma nota" del informe preliminar de los observadores internacionales que critica el referéndum de reforma constitucional de Turquía y ha indicado que esperará a que se publique el informe definitivo para realizar cualquier comentario.

"Esperaremos al informe definitivo de la OSCE/ODIHR que se publicará dentro de varias semanas", ha explicado el portavoz en funciones del Departamento de Estado, Mark Toner.

En cualquier caso, Toner ha señalado que EE UU espera que el Gobierno turco, con su presidente Recep Tayyip Erdogan, proteja los derechos y libertades de todos los ciudadanos fuera cual fuere el signo de su voto en el referéndum del domingo. Además, ha reafirmado la voluntad de Washington de "reforzar la relación bilateral" con Turquía.

Mientras tanto, el propio Erdogan ha rechazado de forma tajante las críticas. "Hay una organización llamada OSCE que está preparando un informe para decir que el referéndum fue de una manera u otra. Nunca haremos caso a los informes que hagan. Que digan lo que quieran. ¡Primero, manténganse en su lugar!", ha espetado durante un discurso ante sus seguidores en Ankara, transmitido por la cadena CNNTürk

"Este país ha hecho las elecciones más democráticas que se hayan visto en ningún país europeo. Ustedes no han permitido a ministros turcos entrar en Europa (para hacer campaña electoral) y ahora criticáis el referéndum. Olvidaos, se ha acabado", ha comentado el presidente.

«Prejuicios» de la OSCE

También el ministerio turco de Exteriores ha criticado la conferencia ofrecida por los observadores de la OSCE, y lamentando que reflejasen "prejuicios". "Hemos recibido con tristeza las acusaciones de carácter político del equipo de la OSCE sobre el referéndum del 16 de abril", ha indicado Exteriores en un comunicado.

"No se pueden aceptar comentarios como los que dicen que el referéndum ha quedado por debajo de los estándares internacionales", ha aseverado la nota de prensa tras recordar que el plebiscito tuvo una participación del 85% de los votantes registrados.

"Las declaraciones de carácter político de la OSCE respecto al referéndum muestran que esta misión ha llegado a Turquía con prejuicios y sin tener en cuenta la objetividad e imparcialidad. Dicha primera declaración refleja parcialidad y prejuicios", ha señalado el texto para luego asegurar que las autoridades turcas sí habían ofrecido plena cooperación a la misión de la OSCE, detalle confirmado por los observadores.