Noemí Salazar, de 'Los Gipsy Kings', víctima de una agresión racista

Noemí Salazar, de 'Los Gipsy Kings', víctima de una agresión racista

La concursante de Cuatro asegura que el dueño de un establecimiento de Puerto Banús le asestó un manotazo y se negó a venderle ropa

Leonoticias
LEONOTICIASLeón

Noemí Salazar, uno de los rostros del conocido programa de 'Los Gipsy Kings', denunció hace unos días a través de sus redes sociales, una agresión sufrida por parte del dueño de una tienda de Puerto Banús (Marbella). «En este lugar son unos racistas. Nos han dicho que a los »gipsy« no nos van a vender nada», confesó un tanto enfadada.

«Aquí hemos comprado mil veces, pero siempre te ponían muchas pegas», afirmó Noemí en una de sus historias de Instagram, donde, acompañada en todo momento por su madre, apuntó a que el motivo del trato del dueño de la tienda se debía a que no quería venderles ropa para no vincularse al conocido programa de televisión.«Puedo demostrar que me han vendido mil veces sin licencia», aseguró Salazar, haciendo referencia a un cartel en el que se especifica que solo hacían ventas al por mayor«.«Mirad chicas, en esta tienda son unos racistas. Nos han dicho que a los 'gipsy' no nos quieren vender nada», con esta frase y unas imágenes de la propia Noemí grabando con su movil, la joven ha denunciado el trato vegatorio y racista que ha sufrido en un local de venta al por mayor. No sólo el trato porque la propia Noemí Salazar ha enseñado la agresión que ha sufrido en un brazo, hecho que no ha dudado en denunciar posteriormente en la Policía y comentarlo en sus redes sociales.

«Le he explicado que lo entendía y que yo tenía mi licencia de tienda, que se la he enseñado, y que la ropa era para mi tienda. Pues aún así, seguían poniendo pegas», prosiguió Noemí, que cada vez se mostraba más alterada. «Ha acabado este señor dándome un manotazo, podéis ver las marcas. Lo grabo ahora para que quede todo registrado. Me voy a poner la denuncia y ya ha venido la Policía», dijo Salazar ante sus seguidores, a los que mostró las cicatrices que tenía en el brazo tras la supuesta agresión.

Al final el altercado ha terminado de la peor manera posible. «Ha acabado este señor dándome ahí un manotazo, podéis ver las marcas. Lo grabo ahora para que quede todo registrado. Me voy a poner la denuncia y ya ha venido la Policía», ha explicado muy afectada Noemí, tras el grave altercado.

Más adelante, la integrante del clan Salazar ha dado más detalles del motivo de la trifulca. «Aquí hemos comprado mil veces, pero siempre te ponían muchas pegas. Puedo demostrar que me han vendido mil veces sin licencia» (al parecer las ventas en la tienda se despachan unicamente al por mayor).

«Es una tienda carísima, que vale 200 euros cada vestido. Nadie tiene que pegar a nadie. Y recalco que este señor nos ha vendido un montón de veces cuando no tenía la tienda sin licencia», ha añadido la joven, para acabar con una amarga queja: «Entonces qué pasa que si eres paya, de Puerto Banús, sí puedes, y si eres gitana y de 'Los Gipsy Kings' ¿no? ¿Por qué?».

Horas después la televisiva siguió haciendo pública su versión sobre lo sucedido, pero en esta ocasión se mostró mucho más tranquila: «Es una tienda carísima y cada vestido vale doscientos euros. Nadie tiene que pegar a nadie. Recalco que este señor nos ha vendido un montón de veces cuando no tenía la tienda sin licencia», explicó la joven. «Entonces el chico ha venido diciendo que a los gitanos no nos lo quiere vender», prosiguió la concursante del programa de Cuatro, que acabó su explicación de la siguiente manera: «Entonces qué pasa, que si eres paya, de Puerto Banús, sí puedes, y si eres gitana y de Los Gipsy Kings ¿no? ¿Por qué?».