Kiko Matamoros se defiende

Kiko Matamoros. /Europa Press
Kiko Matamoros. / Europa Press

Responde a su hijo Diego, quien le acusó de haber cobrado 16.000 euros por asistir a su boda y hacerse una foto con su madre

EL NORTE

Desde Marbella, en una conexión con 'Sálvame', Kiko Matamoros ha salido al paso de las acusaciones vertidas por Diego sobre el supuesto cobro de 16.000 euros por asistir a la boda de su hijo y hacerse una fotografía con la madre de éste. «Ni he cobrado ni a espaldas, ni por asistir. Dónde están las pruebas, dónde he cobrado, en el banco corazón que tiene el mismo nombre de este dedo», decía Kiko mientras hacía un corte de manga dirigido a la cámara.

A pesar de su enfado, Kiko no quiso entrar en guerras con Diego «porque cuando he entrado me he arrepentido, es libre de vivir como quiera y no me voy a desgastar mas pero siento mucho como se han producido las cosas».

Según su versión, él acudió a la boda de su hijo «con sinceridad y honestidad» y que se hizo la fotografía ante el interés mostrado por el representante de Diego: «Yo no iba buscando el encuentro con nadie y dije que no me sentaba a su lado como había planeado. Me hice la foto porque estaba orgulloso pero ahora me arrepiento».

En su argumentación final, como recoge 'Chance', Kiko Matamoros reconoce que se va a morir con una pena enorme «pero creo que he hecho todo lo que ha estado en mi mano, he dado la cara por mi hijo incluso cuando no me hablaba con él, cuando el tema de su novia e hija igual, cuando he tenido que ir a declarar igual. Se le tenía que caer la cara de vergüenza».

Contenido Patrocinado

Fotos